Imprimir

Urge vía alterna a Costera

Para evitar embotellamientos en vacaciones

 

Christian TREJO

TULUM, 3 de agosto.- La estrecha carretera costera que va de la zona arqueológica hasta Boca Paila sigue presentando serios problemas de embotellamientos y de tráfico vehicular, pues además de la inexistencia de un camino alterno que facilite el

flujo vehicular, la persistencia de los automovilistas en estacionarse a un costado de la carretera sigue generando serios problemas de movilidad en el lugar.  
El angosto camino zona arqueológica-Boca Paila, precisamente para ingresar al Parque Nacional Tulum y zona hotelera de Punta Piedra se ha convertido en un gran estacionamiento público que ninguna autoridad ha podido solucionar, y aunque los pequeños hoteles y diversos establecimientos comerciales están obligados a contar con estacionamientos, muchos hacen caso omiso.
A decir de varios empresarios y trabajadores de la industria turística, es de suma necesidad que las autoridades municipales apliquen los reglamentos y leyes, mismas que establecen que en todas las edificaciones para uso público o privado, deben destinar o contar con una superficie que opere como estacionamiento para unidades particulares, pues sólo así se podrá solucionar el problema.  
Y es que actualmente muchos vehículos se estacionan en ambos lados la carretera costera, lo que provoca que se formen enormes cuellos de botella por la constante circulación de vehículos y autobuses de turismo, cuyos conductores se ven en la necesidad de turnarse entre sí para poder atravesar los puntos mas conflictivos.
A ello se le agrega que para accesar al Parque Nacional Tulum y a Boca Paila sólo hay una entrada a través de la avenida Cobá, por lo que también resulta necesario contar con vías alternas para facilitar el tráfico vehicular, además de dar mantenimiento y ampliar en la medida de lo posible esta vialidad.   
Cabe señalar que lo que siempre ha ocurrido en las temporadas altas es que gran cantidad de automóviles son estacionados en sitios no permitidos para el parqueo de vehículos, lo que ha llegado a provocar grandes embotellamientos en esta importante vía que comunica a la zona hotelera de Tulum con la comunidad de Javier Rojo Gómez, así como con la zona urbana del noveno municipio.
Cuando han ocurrido siniestros o situaciones de riesgo, los cuerpos de emergencia demoraron en llegar al lugar de los hechos debido a que una gran parte de vehículos ocupaba el acotamiento de la angosta carretera para estacionarse, dejando un espacio sumamente estrecho y con muy pocas posibilidades de maniobra cuando el tráfico es abundante.