Imprimir

Drástica caída en ventas

Prestadores de servicios turísticos de la Quinta Avenida operan al 50%

Christian TREJO

PLAYA DEL CARMEN, 23 de agosto.- Decae de manera drástica el flujo de visitantes en la Quinta Avenida, pues con la conclusión de las vacaciones de Verano la temporada de “septihambre” prácticamente comenzó de manera anticipada para los prestadores de servicios turísticos, quienes aseguran que vendrán meses muy difíciles para ellos que trabajan con el turismo.

A una semana de haber concluido el periodo vacacional de Verano, la demanda de los servicios turísticos ha decaído hasta en poco más de 50 por ciento, lo cual se ha visto reflejado no solo en las ventas de los comercios, restaurantes y prestadores de servicios náuticos, sino incluso en el flujo de turistas que hay en la Quinta Avenida, ya que actualmente no luce tan abarrotada como en las pasadas cinco semanas de vacaciones.
Aunque aún queda gran parte del turismo extranjero que continúa arribando a Playa del Carmen en plan de descanso, realmente no son muchos los que están llegando a comparación de los meses anteriores, por lo que son los únicos con los que se están sosteniendo para sobrevivir.
Como se recordará, la afluencia turística se tornó masiva desde el 15 de julio y hasta el 15 de agosto, que fue el tiempo de duración de las vacaciones de verano, todo ello con la llegada del turismo nacional, proveniente no solo de la región peninsular, sino también de otros estados del país, principalmente Veracruz, Tabasco, Puebla, Distrito Federal, Jalisco, Chiapas, entre otros más, esto aunado al turismo extranjero que también mantuvo su estadía en todo lo que va del mes en curso.
Esta alza se vio reflejada en establecimientos y restaurantes, así como en prestadores de servicios acuático recreativos e incluso hoteles pertenecientes a grandes cadenas corporativas y los que se encuentran en el centro de la ciudad, los cuales alcanzaron algunos hasta el tope en sus habitaciones, aunque otros no bajaban del 95 por ciento.
Sin embargo, tras concluir el periodo vacacional todos estos sectores han visto disminuidas sus ganancias hasta en 50 por ciento.
Todos los prestadores de servicios turísticos coinciden en que estas vacaciones les beneficiaron considerablemente, por lo que ahora se tendrán que conformar con lo que llegue de turismo extranjero, con el que esperan poderse sostener los siguientes tres meses hasta que inicie la próxima temporada alta.