Piden libre acceso a Xcalacoco

Denuncian a hotel por privatizar espacio

Christian TREJO

PLAYA DEL CARMEN, 4 de septiembre.- Cientos de habitantes de fraccionamientos contiguos al acceso a la playa de Xcalacoco se manifestaron esta mañana por el cierre de entrada a la playa, ante lo cual solicitaron a las autoridades se vuelva a abrir dicho camino que, aseguran, el hotel Azul Fives se apropió para privatizarlo.

Fue en punto de las 9 de la mañana cuando aproximadamente unos 200 habitantes de los fraccionamientos Lol-Tun, Balam-Tun y Calak-Mul se concentraron en la entrada de acceso a los fraccionamientos, donde con pancartas en mano, marcharon hacia el acceso a la playa Xcalacoco, la cual aseguran, les fue arrebatada por el hotel Azul Fives.
Y es que a pesar de que a Ley establece que las playas son federales para el uso y goce de los mexicanos, guardias de seguridad les impiden el paso hacia la playa, bajo el argumento que se encuentran en una propiedad privada, siendo este el motivo de inconformidad y molestia de los manifestantes, quienes aseguran que cada vez se están quedando sin playas públicas.
De acuerdo con el artículo 17 de la Ley de Playas en México, los propietarios de los terrenos colindantes con la Zona Federal Marítimo Terrestre, terrenos ganados en el mar o cualquier otro depósito de aguas marítimas, deberán permitir, cuando no existan vías públicas u otros accesos para ello, el libre acceso a dichos bienes de propiedad nacional, por lugares que para efecto convenga la secretaría con los propietarios, teniendo derecho al pago de la compensación que fije la secretaría con base en la justiprestación que formule la Comisión de Avalúos de Bienes Nacionales.
Ataviados con vestimentas blancas, los manifestantes arribaron hasta la zona costera de las playas de Xcalacoco para manifestarse en protesta por las acciones emprendidas por parte del hotel Azul Fives, así como también para exigir se les permita a los solidarenses el uso de las mismas.
Ante ello, los cientos de inconformes hicieron un llamado a las autoridades federales para que revisen las condiciones en la concesión del mencionado hotel, a fin de garantizar que no incurran en más anomalías y con ello se garantice el libre acceso a las playas de esa zona.