Imprimir

Molestia de padres de familia

Por aulas improvisadas en fraccionamiento

Christian TREJO

PLAYA DEL CARMEN, 22 de agosto.- Denuncian padres de familia de fraccionamientos como Real Ibiza y Villas del Sol las precarias condiciones en las que sus hijos iniciaron el ciclo escolar este lunes, al asignarlos en aulas improvisadas con láminas y madera, y que además mantendrá a los alumnos expuestos a la intemperie ante los cambios climatológicos de la presente temporada de lluvias.

Esta denuncia fue hecha por varios padres de familia a través de las redes sociales. Por un lado las aulas de concreto en obra negra y cuyo proceso de construcción está en pleno curso, y por otro lado se ven otras aulas que fueron habilitadas con estructuras y láminas de acero y madera, en las cuales los estudiantes de nivel básico comenzaron a tomar sus clases este lunes.
Tal fue la sorpresa de varios padres de familia que al llegar a estos planteles de nueva creación, que algunos optaron por retirarse con sus hijos a sus casas y exigir una explicación a las autoridades educativas, en tanto otros mejor optaron por esperar a qué “salón” los asignarían, por lo que al ver las aulas improvisadas mostraron su molestia.
Y es que el principal motivo de la inconformidad de los padres de familia no sólo radica en las condiciones de dichos espacios habilitados, al no contar con los servicios básicos, sino también porque prácticamente permanecerán a la intemperie, especialmente ahora en esta temporada de lluvias, lo que expondría a sus hijos a contraer enfermedades de tipo respiratorio.
Victoria Fernández, ama de casa y una de las madres de familia inconformes, mencionó que además de lo anterior, los alumnos están expuestos a cualquier accidente debido a que los planteles, al estar en proceso de construcción, no cuentan con canchas y tienen que caminar entre tierra, piedras y escombros, eso sin contar con el potencial riesgo de accidentes más graves.
Hasta ahora son dos planteles ubicados en Real Ibiza y en Villas del Sol los que se encuentran en esas condiciones, sin embargo, según los padres de familia inconformes aseguran que en realidad se trata de cinco escuelas que se encuentran en proceso de construcción y que a pesar de ello, los alumnos tomarán clases en esas instalaciones improvisadas.
Lupita Rodríguez Escalera lamentó que las autoridades educativas no contemplen los aspectos antes mencionados y prefieran entregar un plantel en proceso de construcción, ya que eso puede exponer a los estudiantes a accidentes lamentables, eso sin contar con el hecho de que las condiciones para que los alumnos tomen sus clases no son aptas para el desarrollo y aprendizaje.