Rinden frutos acciones de conservación

 Para proteger a la guacamaya roja, promovidas por Xcaret

Erik GONZALEZ

PLAYA DEL CARMEN, 17 de agosto.- Las acciones de conservación y protección de la guacamaya roja en vida silvestre de México registran un resultado satisfactorio en lo que va del presente año, pues hasta ahora ha incrementado en casi el doble en poco más de tres años, todo ello gracias al programa de reintroducción de esta especie en los Estados de Chiapas y Veracruz, el cual es impulsado por el grupo Experiencias Xcaret, especialistas de la UNAM, organizaciones de la sociedad civil, así como autoridades estatales y federales.

Así lo dio a conocer el gerente de fauna silvestre de Xcaret Rodolfo Raygoza Figueras, quien precisó que en abril de 2013, cuando comenzó la reintroducción en Palenque, Chiapas, la población de guacamaya roja en el país era de apenas 250 ejemplares, de acuerdo con el estudio de Eduardo Iñigo-Elías elaborado en 2004. El pasado 10 de agosto de este año se registró la más reciente reintroducción de guacamayas en Nanciyaga, Veracruz, con 23 individuos, con lo que el número de guacamayas reintroducidas a sus hábitats originales alcanzó la cifra de 226.
Tomando en cuenta lo anterior, el numero de guacamayas reintroducidas a sus hábitats incrementó en un 82 por ciento entre el 2013 y 2016, y con un índice de supervivencia del 91 por ciento, lo cual constituye un éxito, señaló el especialista.
La guacamaya roja es una especie que prácticamente estaba extinta, debido a su tráfico ilícito y la pérdida de su hábitats. El programa de reintroducción considera la viabilidad genética de los ejemplares, nacidos en la unidad de manejo ambiental de Xcaret, y condiciones óptimas para el crecimiento y desarrollo de los especímenes, en el Área Natural Protegida de Palenque, Chiapas y en la región de Los Tuxtlas, Veracruz.
En este último esfuerzo ha sido fundamental la dedicación del equipo de especialistas del Instituto de Biología de la UNAM, que coordina la Dra. Patricia Escalante y el compromiso de organizaciones como “La Otra Opción”, “Nanciyaga” y la comunidad de “Benito Juárez”, en Veracruz; así como del “Ecoparque Aluxes”, en Palenque, Chiapas, en conjunto con el Dr. Alejandro Estrada al inicio del proyecto.
Un factor fundamental en estos logros son la brigadas de sensibilización hacia las comunidades colindantes con las áreas de reintroducción, a las cuales se les comparte la importancia de preservar, tanto a la especie como a su ecosistema, convertirla en un emblema de orgullo e identidad, y oportunidad para la actividad turística.
Rodolfo Raygoza aseguró que el parque Xcaret continuará con esta labor, fortaleciendo la reintroducción de guacamaya roja en México, pero también apoyando a otras especies que se encuentran en la categoría de peligro de extinción.