Una semana para llorar

Tuvieron los turisteros ante poca afluencia de visitantes por lluvias

Christian TREJO

PLAYA DEL CARMEN, 13 de septiembre.- Por los suelos se mantiene la actividad turística en la ciudad durante la presente semana, toda vez que con las inclemencias del clima las ventas se vieron afectadas. Mientras tanto, este sábado la situación de los comercios que operan en la Quinta Avenida no varió mucho a lo que se tuvo en la presente semana, pues ante el flujo regular de turistas extranjeros en la localidad las ganancias se han mantenido muy bajas en un promedio de no más del 40 por ciento, por lo que quienes trabajan en dichos giros tienen que conformarse con los pocos ingresos que reciben.

Para los comerciantes que trabajan en los establecimientos que operan en la Quinta Avenida esta temporada de “septihambre” les está pegando 2con tubo” en sus ganancias, ya que el poco ingreso que perciben tienen que administrarlo para el pago de los servicios básicos de sus locales, como luz, agua, así como el pago a proveedores y del personal, por lo que a duras penas les alcanza para poder subsistir.
En cuanto a los prestadores de servicios acuático-recreativos, estos mantienen una baja ocupación de hasta 20 por ciento, aunque en los días de lluvias, esta se va literalmente a pique, ya que sus actividades se ven paralizadas ante las inclemencias del tiempo, pues aun cuando el puerto se mantiene abierto, la poca visibilidad y la nula presencia de turistas interesados en las actividades dentro del agua son los causantes de que este sector no perciba ingresos como ellos esperan.
Mientras que los comercios de ropa y artesanías se encuentran en la misma situación, pues de por sí la temporada baja para ellos ha sido crítica, con las inclemencias del tiempo lo han sido aún más, al grado de que en ocasiones, al terminar el día, su corte de caja termina en ceros.