"Barren" con ambulantes

Por ofertar comida chatarra afuera de las escuelas

Martha CABALLERO

PLAYA DEL CARMEN, 28 de agosto.- Luego de no acatar los constantes exhortos por parte del personal de Fiscalización y Cobranza, los inspectores de la dependencia municipal sancionaron a siete vendedores de comida chatarra que se apostaron a las puertas de las escuelas del nivel básico, los que deberán de cubrir una multa para recuperar sus triciclos y productos.

Esto lo señaló Ercole Carpineti Rico, titular de los fiscales en esta ciudad, indicando que los elementos han llevado a cabo un exhorto constante a los vendedores de frituras, raspados y saborines para que no ofrezcan sus productos en la puerta de los planteles educativos, ya que reincidir en esta acción se llevará a cabo el decomiso.
Cabe señalar que ha sido por solicitud de los padres de familia y responsables de las escuelas que los inspectores han estado atentos de la verificación de las puertas de las escuelas de preescolar, primaria y secundarias.
Carpineti Rico comentó que estarán atentos de las escuelas para evitar que los vendedores de comida chatarra se paren cerca de las escuelas, pues es lo que estipula el artículo 52 del reglamento de comercio del Ayuntamiento de Solidaridad, que los vendedores de comida chatarra podrán operar posterior de los 100 metros de cada plantel educativo.
De la misma manera señaló que los elementos mantienen una vigilancia constante de la Quinta avenida y la zona de playas y aunque cayó el arribo de visitantes los vendedores ambulantes tratan de entrar para ofrecer desde fruta, artesanía, lentes de Sol y demás artículos y alimentos a los bañistas.
Para finalizar, comentó que la verificación de negocios se mantiene para que respeten el horario de apertura y cierre de cortinas, sobre todo a las discotecas, bares y demás comercios que ofrecen bebidas embriagantes.
Por su parte los padres de familia de las escuelas del nivel básico ven con buenos ojos que los elementos de Fiscalización y Cobranza lleven a cabo esta verificación en las puertas de los planteles educativos, pues se busca que los niños dejen de consumir comida chatarra y si los vendedores están lejos de las puertas baja el consumo de los niños de saborines, helados, chicharrones y demás productos que generan obesidad, comentó Margarita Fernández Chin, quien tiene dos hijos en la escuela “Artículo Tercero”.
Jorge Torres Silvaran, quien tiene un menor de edad en la escuela “Diana Laura”, indicó que aplauden la acción que están llevando a cabo los inspectores de la Dirección de Fiscalización, lo que demuestra un trabajo comprometido del tesorero de la Comuna, Gabriel Castro Cárdenas, que está al pendiente de la solicitud de los ciudadanos.