En CMIC, todos callados

Comité consultivo se encierra a “piedra y lodo” y nadie sabe qué pasará con robo de $150 mil

Julián MARQUEZ ULIN

La reunión que le prepararon los integrantes del comité consultivo al presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en la entidad, Raúl Villanueva Argüelles, se realizó anoche a puerta cerrada y hasta el momento no han querido proporcionar información sobre cuáles fueron las determinaciones que tomaron en torno al robo de los 150 mil pesos ocurrido hace más de año y medio.

Tal y como lo dio a conocer Diario de Quintana Roo en su edición de ayer, la reunión que le prepararon los integrantes del comité consultivo a Villanueva Argüelles se llevó a cabo, pues aunque tras revelarse se intentó cancelar por el segundo en mención, los que verdaderamente mandan en el organismo no dieron su “brazo a torcer”.
Aunque, como siempre, no se brindaron mayores informes sobre la reunión, la cual se realizó a puerta cerrada para que nadie externo a la organización pudiera verse involucrado en la misma, se supo que el tema principal fue la desaparición de los 150 mil pesos que tuvo a tres involucrados, pero que mantiene a una persona como principal sospechosa.
Como bien se sabe, luego de que el caso estaba ya casi olvidado, la información sobre la denuncia que se interpuso por robo en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en junio del año pasado y que quedó asentada en el expediente AC/2S/CHE/01/SD/360/6/2013 fue solicitada por el comité consultivo para tratarse en la reunión de anoche.
Y es que a pesar de que durante todo el tiempo se intentó tratar este problema “bajo el agua”, se dio a conocer que a las autoridades del organismo ya “las tiene hartas” la actitud de Magdalena Ojeda Calderón, y será durante el día de hoy cuando se pongan las “cartas sobre la mesa” para fincar responsabilidades a quienes se les tengan que imponer.
Aunque en su momento Villanueva Argüelles aseguró que este problema “no le quitaba el sueño”, ahora no le quedará de otra que enfrentar a la directiva y explicar por qué motivo se ha portado tan “sensible” con su la ex gerente, a quien en todas las investigaciones que se realizaron se le encontró probable responsables.
Con relación al caso, se informó en su momento que la pérdida de este recurso se dio precisamente cuando se realizaba el proceso de elección para que Nicolás Aké fuera relevado de la presidencia de la CMIC, en su lugar quedó Luis Roger Espinosa Rodríguez, quien en sus funciones fue cuestionado al respecto y aseguró que todo se trataba de una “vil mentira”.
En una visita a la CMIC Chetumal, el secretario nacional de la Cámara, Gustavo Adolfo Arballo Luján, dijo que efectivamente tiene conocimiento de la desaparición de ese recurso, sin embargo afirmó que se esclarecerá, puesto que es una “desaparición momentánea”.
En esta “desaparición momentánea”, estuvieron involucradas tres personas, Magdalena Ojeda Calderón, José Carlos Flota Medina y Víctor Palomo. El recurso fue entregado en manos de uno de los afiliados a la Cámara a Magdalena Ojeda Calderón, quien en presencia de Flota Medina dijo que “qué no haríamos con todo este dinero”, y quien supuestamente entregó el dinero a Víctor Palomo, lo cual no fue cierto.