Peligran sistemas de riego

Ante acoso de ladrones de cobre y descuido de los propios campesinos

Julián MARQUEZ ULIN

El subsecretario de Agricultura de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Rural (Sedaru), Germán Parra López, informó que en la Ribera del Río Hondo se tiene una afectación considerable en los sistemas de riego con los que se ha apoyado a los productores, sin embargo, esto se debe en muchas ocasiones al descuido de los mismos campesinos.

En entrevista, el funcionario estatal dijo que la mayor parte de las afectaciones se tiene por el robo de cobre y demás cablería, sin embargo, reiteró que esto es porque el productor, una vez instalado el sistema no se preocupa por vigilar la inversión que se realizó por parte de los Gobiernos estatales y federales.
Por esta cuestión, Parra López dijo que lo que se requiere es que los productores pongan también de su parte y que ayuden al Gobierno a que las inversiones que se realizan en sus terrenos no sean en vano, puesto que cuando un sistema de riego se ve perjudicado de esa manera, es muy difícil que la autoridad pueda hacer algo para solucionar la problemática.
“El desmantelamiento es muchas veces por descuido del mismo productor, porque después de la inversión, después de la construcción, no le da el cuidado necesario, o no vive ahí, abandona la parcela y al dejarla los malandrines se aprovechan y se roban los cables, se roban el transformador, muchas veces por un cable que venden como chatarra afectan una inversión cuantiosa del productor y del Gobierno”, dijo Parra López.
El subsecretario de Agricultura en la entidad comentó que el Gobierno del Estado invierte hasta 40 millones de pesos en la construcción de sistemas de riego, pero además el Gobierno Federal, por medio de la Conagua y la Sagarpa, hacen un inversión que duplica la que realizan las autoridades estatales.
Por esta cuestión, dijo que el sector rural no puede quejarse y decir que en sistemas de riego no se realizan inversiones fuertes, al contrario, se puede decir que este rubro es muy importante para las autoridades, pero que se requiere también de la colaboración de los mismos productores para que la inversión no sea en vano.
“Nosotros, en el coejercicio invertimos cada año un promedio de 30 a 40 millones de pesos en sistemas de riego, en todos los productos, en papaya, en caña, en piña, en cítricos, en todos los sistemas productos”, puntualizó.