Recorre las calles de Cancún

 Monseñor Pedro Pablo con el Santísimo Sacramento

 

Alvaro ORTIZ SALAMANCA

BENITO JUAREZ, 9 de abril.- Derivado de la crisis del coronavirus y ante la imposibilidad de realizar las celebraciones como se hace tradicionalmente, el Obispo de la Diócesis Cancún-Chetumal, Monseñor Pedro Pablo Elizondo Cárdenas, realizó esta

tarde un recorrido en automóvil por las calles de Cancún acompañando al Santísimo Sacramento, para iniciar la celebración del Jueves Santo.
Con el inicio del Triduo Sacro de la Semana Santa, se celebró el lavatorio de pies a médicos y enfermeras como acto simbólico del reconocimiento al servicio que prestan en esta pandemia del coronavirus y quienes hicieron las veces de apóstoles también en la última cena y participaron de la institución de la Eucaristía.
El recorrido del Obispo de la Diócesis de Cancún-Chetumal inició en la Casa Cural, en la avenida Bonampak, desde donde Monseñor Elizondo Cárdenas partió a bordo de un vehículo, en el que estuvo la Custodia con el Santísimo Sacramento, que fue trasladado para la celebración de la ceremonia del Jueves Santo, hasta la réplica de la Capilla Sixtina instalada en la avenida Kabah, y con ello también se brindó la inauguración formal.
El recorrido fue al aire libre y la Diócesis de Cancún-Chetumal llamó a respetar las restricciones de las autoridades civiles, que por la presencia del coronavirus en Cancún han pedido que la población permanezca en sus domicilios; siguieron las ceremonias religiosas a través de la página de Facebook de la Diócesis.