Empresarios de Riviera, a favor

 De ampliar tramo carretero Cancún-Tulum

 

Fernando OLVERA DEL CASTILLO

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de la Riviera Maya, Lenín Amaro Betancourt, consideró como necesario y urgente ampliar el tramo Cancún-Tulum de la carretera federal 307, dada la caótica situación que generan los

embotellamientos y el gran cúmulo de accidentes que practicamente a diario se suscitan, algunos de estos, con consecuencias mortales.
En charla con Diario de Quintana Roo, el antes citado destacó la necesidad de que las autoridades competentes, a la brevedad posible, tomen cartas en el asunto a fin de evitar más perjuicios y mantener el dinamismo que presenta dicho corredor turístico, hoy por hoy, el más importante de la entidad.
“Sin lugar a dudas es más que urgente la ampliación, cuando menos en un carril por cada lado. Sabemos que la última vez que se amplió hacia Tulum, de ida y vuelta, fue en el 2002 o 2003, es decir, hace más de 15 años, de ahí que al día de hoy, con la saturación que presenta, la situación se torne caótica, dadas las pérdidas que esto genera a la industria turística y el riesgo que corren los conductores”, agregó.
En este sentido, el empresario solidarense consideró como alarmante que, tan sólo el año pasado, se hayan suscitado cuatro mil 300 accidentes a lo largo de este tramo, producto de la saturación que presenta, de ahí la importancia ya no sólo de ampliarlo, sino, incluso, de comenzar a trabajar en una vía alterna.
“Yo creo que hay que revisar todo el tramo y ampliarlo, porque es cierto, cada vez que hay un accidente, se generan severos perjuicios para la industria turística con visitantes que no llegan al aeropuerto, horarios laborales que no se cumplen y, por supuesto, no hay que perder de vista que esta saturación también ha derivado en pérdida de vidas, es decir, urge ampliarlo, insisto, con un carril más, que sea libre de cuota y, en paralelo, comenzar a trabajar en una vía alterna que pudiera ser de cuota, pero siempre manteniendo la vía libre como la tenemos actualmente”, abundó.
Al respecto, el entrevistado, al insistir en la imperiosa necesidad de atender la problemática que presenta el tramo Cancún-Tulum, señaló que tampoco se debe descartar la idea de ampliar la carretera federal 307 hasta Chetumal, lo cual, además de que vendría a detonar turísticamente al Centro y Sur del Estado, sería el complemento perfecto para el Tren Maya.
“Yo me iría aún más allá, con la idea de detonar turísticamente al Sur del Estado, yo creo que habría que ampliar la carretera federal, de Tulum a Chetumal, a cuatro carriles, esto vendría a detonar la zona turística de Felipe Carrillo Puerto, la Zona Maya, Mahahual, Bacalar y Chetumal, además de que esto sería un buen complemento para lo que va a suceder con el Tren Maya”, asentó.
Finalmente, y al recalcar los perjuicios que hoy se están generando para el turismo y los miles de trabajadores que laboran en el corredor turístico Cancún-Tulum, Amaro Betancourt hizo un llamado a las autoridades competentes a no olvidar cuando en la década de los 90´s fue precisamente la ampliación de la carretera federal 307, lo que permitió el surgimiento de la Riviera Maya como uno de los destinos turísticos más importantes de Quintana Roo.
“Yo quisiera hacer un llamado urgente a las autoridades para que tomen muy en cuenta que cuando surgió la Riviera Maya fue precisamente porque se amplió la carretera, esa facilidad de llegar rápido y seguro de un punto a otro, es lo que detona los destinos turísticos e incrementa el flujo de visitantes”, concluyó.