Les frena financiamiento

Productores cuestionan actuar de la llamada “Financiera Sofía”, al exigirles seguro agrícola

Julián MARQUEZ ULIN

Además que no siempre cumple con la entrega a tiempo de los insumos, la Financiera Sofía, organismo financiero de los productores de caña, condiciona a los agricultores de la entidad, a quienes les frena todo tipo de financiamientos si no contratan un seguro agrícola por cualquier catástrofe que pudiera ocurrir.

Esta financiera, que además funciona como banco dispersor de los recursos que le pertenecen a los productores cañeros por concepto de las liquidaciones de zafras respectivas, impone la adquisición de un seguro catastrófico a los agricultores, a quienes les limita la adquisición de créditos y de insumos en caso contrario.
El caso es que a los campesinos que consideran que sus parcelas no están en zonas donde puedan ocurrir un desastre, ya sea por lluvia, sequía o incendio, Financiera Sofía los hace contratar el seguro; sin embargo, la organización se toma la atribución de no asegurar a quienes lo soliciten cuando considera que no habrá riesgo de catástrofe, es decir, sólo la financiera decide quiénes no se pueden asegurar y obliga a quienes no quieren.
De acuerdo con personal que funge como enlace entre Unagra y los productores afiliados a la Unión Local de Productores de Caña de Azúcar (ULPCA), en los años anteriores ha habido productores que han cosechado sin seguro y han accedido a los demás créditos porque fue precisamente el personal de Financiera Sofía quien determinó que su parcela no corría riesgo.
“Los productores pueden decidir si no aseguran, pero la financiera ya no les apoya con los siguientes créditos, es como condicionante, es el riesgo que están corriendo. Sí ha habido parcelas que no han estado aseguradas y que fueron cosechadas, pero porque la financiera no las aseguró porque consideró que no lo ameritaban”, señaló.
Señaló que hay productores que en realidad no le ven el beneficio a la adquisición de un seguro catastrófico; sin embargo, hay quienes lo tienen que hacer casi de manera obligada, para garantizar de alguna manera que los próximos créditos que pida se le puedan brindar, principalmente los conocidos como avíos, que son financiamientos para insumos para la caña.
“Los productores muchas veces no le ven los beneficios al seguro agrícola, pero es una condicionante. Aunque siempre es recomendable asegurar, porque no sabemos al término de la zafra los riesgos que se tenga, pero lo que hace falta es la información del seguro agrícola de Sofía hacia los productores”, finalizó.