Imprimir

Revuelta en frontera

 Provocan fayuqueros con saldo de un lesionado

Julián MARQUEZ ULIN

Uno de los fayuqueros conocidos como “hormigas” intentó burlar la seguridad de la antigua aduana en Subteniente López, por lo que fue derribado con una soga de seguridad del Ejército Mexicano, resultando con lesiones que ameritaron su atención por paramédicos.

La situación provocó el enojo de muchos contrabandistas, quienes lanzaron piedras y palos, además que amenazaron con enfrentarse con los militares.
Los hechos ocurrieron al mediodía de ayer, cuando uno de los fayuqueros, conocidos como “hormigas”, quiso burlar la seguridad de la antigua aduana de Subteniente López, ubicada en la comunidad, y a pesar de que en esa zona sólo se permite el acceso de carros pequeños hacia Belice y se prohíbe el paso de vehículos hacia México, el sujeto quiso entrar a este país en una motocicleta.
En este sentido, los soldados al notar el accionar de esta persona levantaron una soga que funciona como especie de plumilla, justo cuando pasaba y lo derribaron del vehículo, por lo que resultó con lesiones, mismo que fue atendido por paramédicos.
Esta situación generó inconformidad entre lo demás “hormigas” que día a día operan en esa zona, así como en la aduana Chactemal y fue tal el enojo que les lanzaron palos y piedras a los castrenses, quienes pidieron refuerzos para blindar las instalaciones de ambas aduanas.
Los contrabandistas amenazaban con enfrentarse a los castrenses, porque supuestamente les han estado quitando mercancía de manera irregular, pues las marcas como Adidas no se las dejan pasar, debido a que tiene problemas con el SAT; sin embargo, a los grandes camiones que son los que realmente trafican mucha mercancía los dejan pasar sin revisarlos.
“A nosotros nos ponen muchas trabas, nos quitan la mercancía de diversas marcas según porque tienen problemas con el SAT, pero realmente a los que sí trafican bastante y en camiones los dejan pasar durante la madrugada y no los revisan, pero porque de ellos reciben todos ahí su mochada, hasta los militares, y nosotros como no les damos nada, porque pasamos la cantidad de mercancía que hasta cierto punto es legal pasar por persona, nos quieren siempre poner el pie encima, pero vamos a hacer que se les acabe esa actitud”, señaló uno de los quejosos.
Cabe señalar que en esta actividad trabajan hombres, mujeres y hasta niños, que a modo  hormiga trasladan la mercancía y la almacenan en sus viviendas, aunque muchas veces son contratados por otras personas que se dedican al contrabando de mercancía.
Las dos aduanas fueron blindadas por los militares, pero afortunadamente alrededor de las 15:00 horas los ánimos ya se habían calmado, toda vez que incluso la Policía Estatal envió personal de apoyo.
Este hecho no es el primero que ocurre, hace algunos meses los fayuqueros secuestraron una patrulla del SAT y amenazaban con incendiarla, porque el personal de esta dependencia siempre ha aceptado sobornos, pero hay ocasiones en que se oponen, lo cual obviamente genera inconformidad entre los contrabandistas.
En esa ocasión acudió personal de todas las instancias de seguridad y cuando intentaron atrapar a los responsables del “secuestro” de la patrulla, éstos corrieron hacia el lado beliceño y ya las autoridades mexicanas no pudieron hacer nada, por lo que esta situación cada vez es más complicada y promete generar un severo conflicto entre los ciudadanos de Subteniente López y las autoridades de la aduana.