Imprimir

Abuxapqui, ¡malapaga!

Sindicalizados exigen les haga efectivo retroactivo salarial y el bono que les prometió, antes de que se vaya

Alex DORADO

Trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento de Othón P. Blanco hicieron un paro de brazos caídos para exigir al presidente municipal Eduardo Espinosa Abuxapqui el pago de un retroactivo salarial y el bono por fin de la administración.

Alrededor de mil 56 basificados se vieron obligados a tomar la decisión de manifestarse pacíficamente a las afueras del Palacio Municipal, donde esperan el pago de un aproximado de los dos mil 500 pesos por trabajador, por concepto de retroactivo y bono de trienio.
Aseguraron que hasta que no haya una respuesta favorable por parte de la autoridad municipal se mantendrán en brazos caídos y posteriormente pasarían a un plantón permanente, ya que el retroactivo al incremento de prestación al salario debió haberse pagado desde el mes mayo.
Irma Romero  dijo: “Todo se puede porque nosotros ya trabajamos y tenemos derecho a que se nos pague. Claro que sí hay dinero para pagar. Hemos estado esperando desde la semana pasada y nadie nos dice nada y diario nos cambian de fecha, ya los trabajadores no aguantan más y hasta el momento no han pagado”.
Rodolfo Zapata comento: “Esta es una manifestación de brazos caídos y seguiremos así hasta que haya una respuesta. El pago del retroactivo es variable pero del bono depende de las autoridades. La última vez nos dieron un bono de mil 500 pesos y con el retroactivo sería un aproximado a los dos mil 500 pesos”.
El líder señalo que hay una minuta de acuerdo en la que el presidente municipal Eduardo Espinosa Abuxapqui se compromete a pagar un retroactivo salarial de ocho quincenas y a entregar un bono trianual.
“El retroactivo no se cumplió, entonces por eso con todas las de la Ley vamos a pelear para que se nos pague esa prestación. Queremos que Abuxapqui pague todo lo que nos debe. Son unos tres millones de pesos por concepto de retenciones de los trabajadores”, asentó.
Finalmente, y como medida de presión, el presidente municipal Eduardo Espinosa Abuxapqui atrincheró el Palacio Municipal de elementos de la Policía Municipal Preventiva (PMP) antes de querer negociar, aunque este acto preventivo no causó temor y los gendarmes tampoco hicieron algo al respecto, debido a que ellos se encuentran en la misma situación.