Abuxapqui, el peor Edil de la historia

Vecinos le restriegan cúmulo de promesas incumplidas en dos colonias

Alex DORADO

Habitantes de las colonias Fidel Velázquez y Payo Obispo de Chetumal  calificaron a Eduardo Espinosa Abuxapqui, como el peor presidente municipal debido a que por segunda ocasión incumplió con las promesas de campaña y dejó a la capital del Estado en completo abandono.

En su momento, cuando Espinosa Abuxapqui recorrió por segunda ocasión la ciudad de Chetumal en busca del voto ciudadano, prometió a los habitantes de la colonia Fidel Velázquez reparar andadores y solucionar el problema de inundación que los aqueja, pero para mala fortuna de los vecinos, el Edil se hizo al occiso durante toda su administración y una vez más dejó mal al pueblo que le brindó su confianza en las urnas.
Abraham Vargas dijo: “Llegó a mi casa un día y me pidió mi voto y el de mi familia para que pudiera llegar a la presidencia municipal, la única condición fue que nos ayudara a reparar esos cochinos andadores y se verificara el problema de inundación. Se comprometió con nosotros pero no cumplió, es más no se le volvió a ver la cara por estos rumbos porque sabe que nos dio la espalda”.
Félix Querol señaló: “Tenemos más de 30 años sufriendo de inundaciones y hasta ahorita ni un solo presidente municipal ha podido solucionar el problema; esta administración municipal ni se asomó por aquí. Aunque si ahora que recuerdo sólo se asomaron cuando andaban pidiendo el voto y ese Abuxapqui no cumplió con nada”.
Rosa Paredes, madre trabajadora de la colonia Payo Obispo, explicó que la calle de su casa y toda la ciudad está cubierta de baches, hoyancos que doblan constantemente los rines de su triciclo con el que tiene que circular para ganarse la vida de manera más honrada.
De igual manera, manifestó que Abuxapqui no cumplió ni cuando fue presidente municipal por primera vez; “tenemos tres años con bache muy grande y nada más lo medio entierran. Prometió hacernos un parque y nunca regresó, por eso nunca más votaríamos por él, ¿Cómo votaríamos por alguien que no cumplió y que nunca quiso trabajar y que solo quiere el dinero para su bolsa?”.
En caso de que este supuesto representante del pueblo tuviera la remota idea de intentar buscar de nueva cuenta un cargo de elección popular, no votarían por él nunca más.