No a la impunidad: ¡Quien la hace, la paga!

Sentencia Carlos Joaquín en mensaje que dirigió ayer en la Explanada de la Bandera

Alvaro ORTIZ SALAMANCA

“No hay cambio confiable si permitimos la subsistencia de ámbitos de impunidad. ¡Quien la hace, la paga!”, sentenció el Gobernador Carlos Joaquín González, en la multitudinaria concentración que encabezó ayer en la Explanada de la Bandera de Chetumal, luego de rendir la protesta de Ley ante los integrantes de la XV Legislatura del Congreso del Estado.

Arropado por los miles de quintanarroenses que se dieron cita para escuchar su mensaje, el jefe del Ejecutivo señaló que entiende la gobernabilidad sólo con la indispensable transparencia de la gestión pública, y que esta no es ni puede ser sinónimo de acuerdos oscuros o la manipulación política de las instituciones o los pactos a espaldas de la sociedad.
“Aunado a ello, la rendición de cuentas es su binomio sine qua non; entregar resultados y que se evalúen es una convicción personal que ha guiado mi proceder como servidor público. Cuentas claras y medibles. Apegadas estrictamente a la Ley. No más complicidades para que unos pocos hipotequen el futuro de muchos. Seré enfático: Nada ni nadie estaremos por encima de la Ley. Que se oiga fuerte y claro. Mi compromiso con un Gobierno honesto y transparente es absoluto”, remarcó.
Luego de dejar en claro que la lucha contra la corrupción y la impunidad será implacable e impostergable en su administración, Joaquín González sostuvo que este combate es una tarea conjunta del Poder Ejecutivo, el Congreso del Estado y del Poder Judicial, amén de que es también de la sociedad.
“Para ello debemos fortalecer el rol de la autonomía y efectividad de las instituciones de evaluación, auditoría y de acceso a la información, pero sobre todo, debemos impulsar la participación de la ciudadanía”, precisó.
En medio de la sincera algarabía de los presentes, provenientes de los 11 municipios de la entidad, así como en presencia de los integrantes de la clase política, empresarios, trabajadores, mujeres, jóvenes y demás representantes de la sociedad civil, el Gobernador manifestó que hoy inicia el camino de hacer un Quintana Roo más incluyente, más igualitario y más justo, pues el cambio ya no puede esperar.
“No vengo a proponerles un sueño, porque ese ya se realizó. Es la hora de trabajar para consolidarlo. No nos puede alcanzar el futuro sin estar preparados. Convoco a todos para que participemos en edificar con trabajo, unidad y honestidad, pero principalmente con la razón y la confianza, un Estado para todos. Nadie se puede quedar fuera. Que nadie se sienta excluido ni relegado. Porque todos estamos convocados y juntos podemos”, asentó.
Al abundar al respecto, habló de la necesidad de modernizar el funcionamiento de las instituciones para acabar con la desigualdad mediante una buena administración, gobernabilidad, estabilidad con inclusión, progreso social, y competitividad, de ahí su firme decisión de que el Gobierno del cambio que encabeza se apuntale con una amplia participación de la sociedad organizada.
“Es el tiempo del cambio, y eso demanda una gran madurez de todos, el cambio debe tener rumbo y compromiso con responsabilidad, principalmente del Gobierno. Requiere de todas las miradas, de todos los esfuerzos. Y para ello, la confianza es la clave, debemos restablecerla entre nosotros y ello nos unirá como comunidad. En esa lógica, el Gobierno tiene que hacer su parte y dar confiabilidad y certeza a los ciudadanos. Nuestra experiencia nos da la seguridad de que habremos de encarar los cambios con decisión y coraje. Habremos de avanzar sin pausas, sin depositar la confianza en soluciones mágicas, ni en genialidades aisladas. Por eso que nadie piense que las cosas cambiarán de un día para el otro o sólo por decirlo. Será con trabajo constante y esfuerzo tenaz como habremos de superar el desastre”, puntualizó.
Ante el representante personal del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, el titular de la Secretaría de Turismo (Sectur), Enrique de la Madrid Cordero, Joaquín González señaló que su administración asumirá una relación respetuosa con el Gobierno Federal, en el marco de un espíritu republicano en donde se comparten objetivos comunes.
“Exprese usted al señor Presidente de la República, que en Quintana Roo encontrará un ánimo renovado, y en mi Gobierno, un aliado incansable para lograr las metas del proyecto de Nación que todos anhelamos”, apuntó.
De igual forma, puso énfasis en que en un año de caída de ingresos petroleros, el turismo recobra una vital importancia en la economía nacional, siendo que la reducción que se hizo de más del 30 por ciento de los ingresos federales al Estado para el próximo ejercicio fiscal, invariablemente limitará la generación de riqueza y de empleos para el fortalecimiento de la economía nacional.
“Formulo un respetuoso llamado a los legisladores federales, en especial a los de Quintana Roo y a los que aquí nos acompañan, a reconsiderar lo que significa esta reducción presupuestaria y su fuerte impacto para el mayor generador de divisas turísticas del país”, subrayó.
En este tenor, Joaquín González reiteró que la deuda pública estatal será un problema central y que sólo fortaleciendo la economía se tendrá mayor capacidad de pago y se logrará poner orden en las cuentas del Ejecutivo.
“El equilibrio de las cuentas públicas, tanto en el Estado como en los municipios, es fundamental. No deberá repetirse nunca la obtención de deuda para enriquecer a unos cuantos. Quintana Roo no puede continuar cubriendo déficit por la vía del endeudamiento permanente que siempre termina afectando a los sectores de menores ingresos”, aseveró.
Asimismo, sostuvo que su Gobierno está dispuesto a encarar, junto con la sociedad, todas las reformas necesarias y, para ello, utilizará los instrumentos de la Constitución, aquella que soñaron y plasmaron los Constituyentes del 74 y que dio origen y sustento a Quintana Roo.
“Trabajaremos con los legisladores para reconstruir la legitimidad de nuestra legislación, promoviendo el debate de las ideas y los fundamentos, de cara a la sociedad. Recientemente padecimos un agravio más, por las medidas impulsadas para impedir la acción de la justicia y proteger a quienes han violado la Ley desde el servicio público. Por ello, con mucho respeto y en nombre de la sociedad quintanarroense, promoveré una iniciativa para revertir dicha reforma y distribuir esos recursos a  programas de educación y salud para nuestra gente”, enfatizó.
En más de su intervención, la cual fue interrumpida en varias ocasiones por las ovaciones de los ahí presentes, el mandatario estatal expuso que una vez  concluido el período de competencia político – electoral, quedaron atrás los excesos del poder y el autoritarismo que avasalló prácticamente todos los ámbitos de la vida del Estado, siendo que con la fuerza ciudadana triunfó la libertad, el espíritu crítico superó al dogmático y la gente rompió el silencio y la intolerancia. “Es una oportunidad histórica. No podemos defraudar a nuestra gente con intereses mezquinos y dobleces de intención. Debemos demostrar a nuestros jóvenes que la participación política es fundamental para mejorar las condiciones de vida de nuestra comunidad. Seamos ejemplares. A partir de hoy, ningún poder quedará subordinado a otro”, expresó.
En otro orden de ideas, y luego de garantizar que su administración dará a los proyectos que incentiven y fomenten la generación de empleos en Chetumal, una singular importancia en aras de rescatar el orgullo de la capital del Estado, propuso un plan de cinco ejes estratégicos para gobernar a Quintana Roo.
Al respecto, ofreció como acciones inmediatas la creación de una unidad especializada para formación de proyectos de alto impacto, un programa de crédito a los emprendedores, programa de atención a víctimas de delito, programa de becas y la creación del Instituto de formación y desarrollo profesional docente.
Además ofreció acercar el médico a las familias, asegurar el abasto de medicamentos, impulso a la vivienda, actualizar los programas de desarrollo urbano, ordenar servicios de transporte de carga y pasaje, así como atender los servicios de movilidad en las ciudades.
Vale la pena destacar que dada la sensibilidad que tiene como hijo, hermano y hombre de familia, Joaquín González no podía dejar pasar la oportunidad de agradecer y reconocer a los suyos por haberlo acompañado a cumplir con su sueño de ser Gobernador del Estado, siendo que al referirse en específico a su padre, don Nassim Joaquín Ibarra, simple y sencillamente, no pudo contener las lágrimas.
Finalmente, y tras reconocer también al ex dirigente nacional del PRD, Agustín Basave, como el principal promotor de su candidatura, lo mismo que a los demás integrantes de dicho partido y del PAN, el jefe del Ejecutivo subrayó que el cambio será complejo porque implica aprovechar las diversidades sin anularlas, además que se necesitará mucho trabajo y esfuerzo plural, diverso, con puntos de entendimiento político.
“Hay que reconciliar a la política, a las instituciones y al Gobierno con la sociedad. Juntos podemos emprender las tareas y conseguir los resultados que nos propongamos. El cambio necesita sumar voluntades, persistencia día a día, derrotar el inmovilismo con el compromiso activo de la sociedad. Se requiere de acciones a fondo. Ningún dirigente, ningún gobernante, por más capaz que sea puede cambiar las cosas si no hay una ciudadanía dispuesta a participar activamente en ese cambio. Juntos podemos”, concluyó.