Pedradas en el Suchaa

Vándalos presuntamente financiados por el todavía dirigente Rafael Cetina Galván, alias “El Catrín”, arremeten contra grupo que resguarda instalaciones: El saldo fue de seis detenidos y un chafirete lesionado

Adrián GONZALEZ CALDERON

Seis presuntos malhechores fueron detenidos por elementos de la Policía Municipal Preventiva, luego de que fueron acusados de apedrear las instalaciones del Sindicato Unico de Choferes de Automóviles de Alquiler (Suchaa) durante la tarde de ayer.

Según se pudo corroborar, a eso de las 17:00 horas de ayer, una alerta general fue lanzada a través de todas las radiofrecuencias oficiales, en la que se informaba sobre una riña ocurrida en el sindicato antes mencionado, situado en la avenida Mahatma Gandhi, en la colonia Centro.
Policías municipales se trasladaron al lugar de manera inmediata y notaron que varios sujetos huyeron al ver las patrullas, motivo por el cual desplegaron un operativo en los alrededores y lograron la captura de seis individuos, tres de ellos identificados con los apodos de “El Frijol”, “Pachochas” y “Chino Padilla”.
De acuerdo con los habitantes de los alrededores y algunos trabajadores de empresas cercanas, estos individuos lanzaron decenas de piedras contra el Suchaa, proyectiles que rompieron ventanas y la puerta principal de la sede.
La movilización concluyó en cuestión de minutos y la corporación municipal se vio obligada a dejar una patrulla en esa zona, para evitar futuros altercados o robos al inmueble dañado.
En su oportunidad, Maximino Valdez, socio taxista, indicó que estaban adentro resguardando el edificio cuando oyeron una serie de gritos y el ruido de la puerta de vidrio que estaba siendo rota a pedradas por un grupo de personas vinculadas con Rafael Cetina Galván, alias “El Catrín”.
“Cuando salimos para ver qué estaba sucediendo descubrimos que estaban apedreando el edificio, principalmente la puerta de vidrio, e incluso las piedras cayeron en el pasillo y alcanzaron a lesionar a uno de los taxistas que estaban aquí adentro”, detalló.
Comentó que de inmediato los atacantes comenzaron a correr para refugiarse en el sitio de combis.
“Ahí es en donde se está resguardando ‘El Catrín’ y en donde se fueron a meter”, indicó.
Señaló que luego del incidente llamaron al 066, “y de inmediato arribó la policía logrando detener a algunos”, expuso.
Sin embargo, aseguró que unas horas después se presentó en la Policía Municipal el abogado de “El Catrín” y pagó 27 mil pesos para que liberaran a los rijosos.
“Nos quieren intimidar pero no lo van a conseguir. Nosotros hemos estado aquí sin agredir a nadie y eso tiene que constar públicamente”, subrayó.