Regreso a clases, pesado lastre

Para expendedores de pescados y mariscos

Julián MARQUEZ ULIN

Tras el término de las vacaciones de Verano, las ventas en los establecimientos de mariscos y pescaderías cayeron hasta el 60 por ciento, ya que las ventas están por los suelos, por lo que será hasta dentro de dos semanas cuando los comerciantes se recuperen.

De acuerdo con el personal de la pescadería “Rafael”, del mercado Ignacio Manuel Altamirano, mejor conocido como “Mercado Viejo”, desde hace una semana que terminaron las vacaciones las ventas han caído drásticamente, por lo que será hasta que los clientes se recuperen económicamente cuando la demanda empiece a formalizarse.
Relataron que para ser específicos, las ventas han caído hasta en el 60 por ciento, debido a que con la compra de útiles escolares, sumado a lo que ya se habían gastado en las vacaciones, las familias quedaron prácticamente en “bancarrota”, por lo que no pueden darse el “lujo” de comer pescados y mariscos.
En este sentido, mencionaron que los productos que de alguna manera continúan consumiéndose son la tilapia y el camarón, de vez en cuando en los fines de semana, pero a a comparación de hace quince días, la demanda no les permite obtener siquiera para el sustento familiar, y ni se hable de la recuperación de inversión.
Cabe señalar que durante estas vacaciones los establecimientos de pescados y mariscos de los mercados, así como de conocida distribuidora de mariscos, eran los que más demanda tenían; sin embargo, sus propietarios han sentido un “descalabro” con el regreso a clases, por lo que tienen que esperar en esas condiciones por lo menos una o dos quincenas más.