Imprimir

Buscan erradicar discriminación

Cuando se ofertan espacios laborales en empresas

Mayra CERVERA

El delegado federal del trabajo en Quintana Roo, Enoel Pérez Cortés, informó que se busca evitar la discriminación al reclutar personal para las empresas, y al poner a disposición un espacio laboral las empresas están obligadas a omitir requisitos como sexo, edad, estatura y hasta buena presentación de los aspirantes.

Señaló que la discriminación laboral es uno de los principales factores que sufre la mayoría de las personas al solicitar un empleo, ya sea por sexo o por la edad, los cuales a veces son unas limitantes para obtener un empleo, por lo que se indicó que se está trabajando con los propietarios de las diversas empresas del Estado para evitar incurrir en esta ilegalidad a la hora de ofrecer un empleo pues insistió en que incluir el sexo o la edad de las personas, es un acto discriminatorio en el cual se estaría cometiendo una falta a la Ley Federal del Trabajo, además que va en contra de los derechos y las garantías individuales de las personas.
“Adecuaciones en la Ley de Discriminación o del Trabajo en donde esas publicaciones de solicitud de empleo, no deben pedir sexo determinado o la edad, menos hablar de buena o mala presentación, son determinaciones que se han implementado dentro de la normatividad laboral” dijo el delegado federal.
Señaló que entre las facultades de la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) está la de iniciar en caso de que se presente alguna queja o se conozca de estos términos, los expedientes necesarios y dar vista a las autoridades laborales para dar seguimiento conjuntamente a estas posibles irregularidades.
“Nosotros en su caso, levantaríamos el acta respectiva y apoyaríamos la determinación de la autoridad correspondiente que en este caso es el Conapred”, finalizó.
Recordó que la Ley Contra la Discriminación establece que se incurren en esta ilegalidad cuando se sabe de personas físicas que, directa o indirectamente hayan sufrido algún daño o menoscabo económico, físico, mental, emocional, o en general, cualquier puesta en peligro o lesión a sus bienes jurídicos o derechos como consecuencia de una violación al derecho a la no discriminación.