México llega a los 220 mil contagios

 Y 27 mil decesos por covid-19

 

Ciudad de Mexico, 29 de junio.- México ascendió, al corte de este 29 de junio, a 27 mil 121 muertes por Covid-19, con 220 mil 657 casos de contagios confirmados de coronavirus, según informaron autoridades de la Secretaría de Salud.


José Luis Alomía, director general de Epidemiología, detalló además que hay 66 mil 910 casos sospechosos, aunque con 279 mil 35 casos negativos acumulados en el país.
El aumento de 1.8 % en los casos confirmados acumulados en México al día de hoy marcó “un nuevo punto más bajo de crecimiento” para un día, aseguró.
La red de 867 hospitales para la enfermedad reportó un total de 26 mil 623 camas generales de las cuales 11 mil 834, el 44 % se encuentran ocupadas actualmente; en tanto que se dispone de 8 mil 964 de terapia intensiva, con un 39% de ocupación, equivalente a 3 mil 517 espacios.
Por otro lado, no existen preocupaciones específicas dentro del equipo de gobierno que viajará a Estados Unidos con motivo del encuentro que sostendrán los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump.
En conferencia de prensa, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, dijo que el presidente mexicano sí estuvo en contacto directo con el secretario de Hacienda Arturo Herrera, quien resultó positivo a Covid-19; sin embargo, no se encuentra en particular riesgo de ser contagiado porque el que tuvieron no fue considerado un contacto relevante.
“Hay tres factores cruciales: cuánto tiempo duró el contacto o la proximidad, qué tan próxima fue físicamente y en qué fecha ocurrió respecto a la contagiosidad o capacidad contagiante de la persona enferma. Hemos revisado con detenimiento que de las 70 personas que están en la lista inicial de contactos, el presidente es uno de los enlistados pero no está en particular riesgo de ser contagiado”, dijo.
“Lo que corresponde es la vigilancia basada en síntomas”.
Cuando se le cuestionó si ya se le realizó al presidente mexicano la prueba para saber si está infectado por el virus SARS-CoV-2, explicó que es común en las personas que se enteran de que alguien cercano resultó positivo solicitar o desear hacerse la prueba para la enfermedad; sin embargo, no tiene una lógica científica porque si se hace la prueba en menos de seis días después del contacto, puede que la prueba resulte negativa. Lo mismo puede ocurrir si la persona permanece asintomática.
Ante ello, la prueba solo se debe hacer si el contacto desarrolló síntomas compatibles con Covid-19; o si tiene factores de riesgo y se puede complicar.
“En todos los casos, no hay una urgencia de hacer la prueba al día siguiente del contacto. Sin embargo, en términos de la contención para evitar la propagación, inmediatamente puede necesitar, si fue un contacto relevante, estar en aislamiento. Por eso el estudio de contactos es muy importante. Las pruebas no solucionan todo”.