Enfrentamiento dejó 14 muertos

En el municipio de Villa Unión, Coahuila

 

Saltillo, 30 de noviembre.- El gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme Solís, confirmó que 10 civiles armados y cuatro elementos policiacos murieron en el enfrentamiento

que se registró este sábado entre fuerzas policiales y presuntos pistoleros del Cártel del Noreste, en el municipio de Villa Unión.
El mandatario estatal llegó al municipio, frente a la fachada de la presidencia municipal que recibió decenas de disparos de arma de fuego.
De última hora se confirmó la muerte de otros tres civiles armados que buscaban escaparse por una de las brechas del estado que conectan con las entidades del noreste.
Además, dijo que se aseguraron 14 vehículos, algunos con las siglas de CDN (Cártel del Noreste), los cuales estaban artillados, inclusive dos de ellos con armas Barret. También se aseguraron 14 armas largas que fueron encontradas dentro de los vehículos y numerosos cartuchos.
Además de los cuatro elementos policiacos fallecidos, hay otros seis que resultaron heridos pero se reportan fuera de peligro. Asimismo, Riquelme Solís mencionó que se localizaron a cuatro niños que tenían reporte de desaparición y añadió que falta por encontrar a un adulto, un niño y personal de la presidencia que hasta el momento se desconoce dónde estén.
Los hechos se registraron alrededor de la 11:45 horas, pero el enfrentamiento y persecución continuaba hasta el momento en que el gobernador había dado declaraciones.
“De manera sorpresiva se presentaron, querían causar ruido en la entidad, caos y miedo”, comentó Miguel Riquelme sobre la presencia de los civiles armados. Añadió que el cartel del noreste trata de entrar a Coahuila en algunas de las regiones; “entraron por la fuerza y por un contingente que teníamos mucho que no lo veíamos”, dijo.
El mandatario afirmó que dentro de la gravedad del caso, hubo una respuesta contundente por parte del estado mexicano. Destacó que fueron apoyados por la octava zona militar que cuenta con una base de operaciones blindadas y quienes también dispusieron de un helicóptero. También enfatizó que la policía de Villa Unión hizo frente por más de una hora hasta que llegaron distintas fuerzas policiacas a apoyar. El municipio de Villa Unión de ubica a 60 kilómetros de Piedras Negras, frontera con Estados Unidos.
Al momento de la entrevista, Riquelme Solís dijo “la persecución todavía se está llevando a cabo”.
Además, anunció que se dejará un operativo en el municipio, pues pidió al secretario de Seguridad, José Luis Pliego, que se quede algunos días para poder estar cerca de la región norte y verificar las brechas por donde acceden los grupos criminales.