Guaidó regresa sin contratiempos a Venezuela

Fue recibido por una multitud

 

CARACAS, 4 de marzo.- En un nuevo desafío al gobierno del mandatario venezolano Nicolás Maduro, el líder opositor Juan Guaidó regresó el lunes a Venezuela y fue recibido por

una multitud de simpatizantes y escoltado por embajadores en el aeropuerto internacional cercano a Caracas.
Guaidó, un ingeniero de 35 años reconocido por docenas de países como el Presidente legítimo, arribó por la puerta principal de la terminal pese a la incertidumbre que existía por haber dejado el país a pesar de tenerlo prohibido.
Estamos aquí Venezuela. Seguimos adelante”, dijo en breves declaraciones, rodeado por diplomáticos de naciones como Alemania, Argentina, España y Francia, entre otros.
Se desconocía la forma en la que el joven político logró pasar migración y de dónde llegó, aunque medios locales aseguraron que fue en un vuelo comercial procedente de Panamá.
El Ministerio de Información no respondió de inmediato una solicitud de comentario sobre la llegada.
La semana pasada, el opositor estuvo de gira por Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina y Ecuador, en un intento de aumentar la presión internacional contra Maduro.
El también presidente de la Asamblea Nacional, bajo control opositor, ha llamado a manifestaciones el lunes y martes en todo el país contra el gobierno de Maduro, que enfrenta un cerco diplomático encabezado por Estados Unidos, países europeos y latinoamericanos para que salga del cargo.
Maduro, de 56 años, sostiene que sus adversarios liderados por Washington buscan derrocarlo y apoderarse de la riqueza petrolera de Venezuela, sumergida en una aguda depresión económica.
La nación OPEP tiene la producción de crudo más baja en siete décadas, vive desde hace cinco años en recesión y desde hace uno sufre hiperinflación.
La crisis ha provocado el éxodo desde el 2015 de 3.4 millones de venezolanos, según las Naciones Unidas.
A pedido de la Fiscalía, el Tribunal Supremo de Justicia prohibió a fines de enero la salida del país de Guaidó debido a hechos “violentos” ocurridos en el país y por solicitudes a la comunidad internacional que han desembocado en el bloqueo de cuentas de la República.