PGR atrae investigación

Sobre el plagio de hijo de "El Chapo" Guzmán, en Puerto Vallarta

Ciudad de México, 18 de agosto.- La Procuraduría General de la República (PGR) atrajo la investigación sobre el secuestro de Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán y otras cinco personas más ocurrido en Puerto Vallarta el pasado 15 de agosto.

Mediante un comunicado, la PGR informó que a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada ejerció la facultad de atracción sobre la indagatoria derivado del resultado de la colaboración que realizó con la fiscalía estatal.
“El lunes pasado, la Delegación de la PGR en el Estado de Jalisco, colaboró en el marco del grupo de coordinación en esa entidad, el pasado 16 de agosto, el Titular de la SEIDO, Gustavo Salas, entró en contacto con Eduardo Almaguer Ramírez, fiscal general de Justicia en el Estado, quien indicó que le daría vista a la autoridad federal, tras lo cual, un equipo interdisciplinario de la Procuraduría General de la República, con el apoyo de fuerzas federales, se trasladó a la entidad y participar en las diligencias en curso, tanto en Puerto Vallarta como en Guadalajara”, detalló la dependencia.
Explicó que al revisar la carpeta de investigación iniciada por la fiscalía local, se encontraron elementos suficientes para que la SEIDO continuara con los trabajos.
En consecuencia, este jueves la Fiscalía General del estado de Jalisco entregará a la SEIDO los expedientes, evidencias, vehículos de las víctimas, los teléfonos celulares que encontraron en el restaurante La Leche y demás objetos que forman parte de la investigación.
El fiscal jalisciense, Eduardo Almaguer, explicó que el 15 de agosto pasado el grupo de comensales con el que se encontraba el hijo del líder del cártel de Sinaloa era en total de 16 personas, nueve mujeres y siete hombres, uno de ellos abandonó el lugar segundos antes de que los plagiarios, presuntamente integrantes del cártel Jalisco Nueva Generación, entraran al restaurante para llevarse a los hombres.
Ese día, Guzmán Salazar celebraba su cumpleaños, testigos refieren que en el lugar fueron cantadas las mañanitas y fuentes allegadas a la investigación dijeron tener indicios de la presencia del hijo de “El Chapo” en el restaurante.