Se vivió una Navidad sincera

A raíz de la pandemia, dice estudioso

 

Arsenio NAHUAT MORALES

JOSE MARIA MORELOS, 26 de diciembre.- Apenas hoy se notó algo más de movimiento en la cabecera municipal, en comparación con ayer que estuvo desierta.
Hoy se pudo decir que la ciudad despertó luego de Nochebuena y Navidad, al haber un poco más de movilidad en comparación con ayer.


Cada quien o cada familia celebró a su manera, fue una Navidad inusual producto de la pandemia del coronavirus.
Por ejemplo, Ismael Briceño Mukul, el nato de Sacalaca y profesor-investigador de la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo (Uimqroo) pasó “la mejor Nochebuena, más sincera que hace años”.
Sincera porque estuvo en su casa pegado a la lumbre asando carne y tostando tortillas al mismo tiempo.
Indicó que no hay mejor lugar que su casa donde pasó la Nochebuena y degustar lo que él mismo preparó, algo inolvidable en estos tiempos del virus que azota a la humanidad.
Y así como Ismael, hubo más personas y familias que prepararon su cena a su gusto y antojo, porque la consigna voluntaria fue quedarse en casa.
Por ello y después de la celebración de Nochebuena prácticamente todas las familias se durmieron ya casi al amanecer y por ende la ciudad estuvo desierta ayer, hasta hoy comenzó a normalizarse la movilidad.
Y lo importante es que las personas siguieron las indicaciones de las autoridades de manera responsable, cumpliendo con las medidas sanitarias establecidas para evitar contagios del covid-19.