Justicia para los mayas

 Garantiza el Presidente de la República

 

Alejandro CHAN PUC

FELIPE CARRILLO PUERTO, 3 de mayo.- Tras sostener un encuentro con representantes agrarios de la Zona Sur del Estado que mantenían bloqueada la vía federal en el tramo Chetumal-Bacalar, el Presidente de la República, Andrés Manuel López

Obrador, arribó a la alcaldía de Tihosuco para encabezar un acto histórico en el que pidió perdón al pueblo maya por los agravios sufridos durante la Guerra de Castas en 1847.
Contrario a lo que se esperaba, el mandatario nacional hizo acto de presencia a tierras mayas a través de las vías terrestres, a pesar que se preparó el campo de béisbol “Jacinto Pat” de la alcaldía de Tihosuco como un helipuerto, sitio donde aterrizaron tres aeronaves de la Secretaría de Marina.
Los habitantes de la histórica villa fueron sorprendidos con el arribo terrestre de un convoy en el que era trasladado el Jefe del Ejecutivo nacional, quien se tomó unos segundos para saludar a un numeroso grupo de personas que lo esperaban.
En una breve entrevista durante su llegada, López Obrador manifestó su alegría por arribar a tierras mayas en este día tan especial al celebrarse el Día de la Santa Cruz, fecha en la que se programó la ceremonia para pedir perdón al pueblo maya por las atrocidades que sufrieron durante la lucha social conocida erróneamente como Guerra de Castas.
En este sentido, el impulsor de la Cuarta Transformación aseguró que este acto simbólico representa un acto de justicia para el pueblo maya y en el marco de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia de México se estableció en la agenda presidencial como una actividad prioritaria y necesaria.
Al término del evento realizado en el interior de la Guerra de Castas, Andrés Manuel López Obrador se tomó unos segundos para saludar de mano y tomarse la foto del recuerdo con algunos presentes que lo esperaban a unos metros del recinto oficial.