Habrá “toque de queda”

En poblados de Chunhuhub y Polyuc

 

Alejandro CHAN PUC

FELIPE CARRILLO PUERTO, 4 de abril.- Ante la irresponsabilidad de los lugareños que han hecho caso omiso a las recomendaciones de las autoridades

de los tres niveles de Gobierno en cuanto a adoptar medidas preventivas para evitar los riesgos de contagio del covid-19, autoridades comunales de Chunhuhub y Polyuc optaron por implementar el “toque de queda” como medida para que los habitantes eviten salidas innecesarias de sus casas.
El incremento de los números de casos sospechosos, en estudio y positivos de covid-19 en Quintana Roo ha generado gran preocupación entre la ciudadanía de la Zona Maya, donde se carecen de servicios médicos de primer nivel en los que puedan ser atendidos pacientes que presenten la sintomatología característica de la enfermedad.
Las recomendaciones por parte de autoridades federales y estatales han sido replicadas de forma constante por parte de instancias municipales y autoridades comunales, a fin de prevenir el contagio de la enfermedad.
Sin embargo, a pesar de ello, tanto en la cabecera municipal como en comunidades aún existe gente renuente que hace caso omiso a las recomendaciones preventivas, lo que ha originado que se tomen medidas más drásticas para minimizar los riesgos de contagio.
Tal es el caso de las comunidades vecinas de Chunhuhub y Polyuc, cuyas autoridades comunales como alcalde, subdelegado y comisariados ejidales, promovieron la implementación del toque de queda para que la gente se mantenga dentro de sus casas el mayor tiempo posible.
Por tal motivo, se acordó que durante gran parte del día se permitirá que los lugareños realicen actividades y diligencias necesarias, aunque se mantendrá el exhorto de la campaña de “Quédate en Casa”; sin embargo, en la noche se tomarán medidas necesarias para garantizar que la gente no salga a la vía pública a menos de ser un caso extremo.
El toque de queda en ambos poblados será a partir de las 22:00 horas hasta las 06:00 horas del día siguiente y se usará la fuerza pública para garantizar que se respete el acuerdo.