Urgen programas emergentes

 De apoyo a ganaderos, ante sequía

 

Alejandro CHAN PUC

FELIPE CARRILLO PUERTO, 10 de agosto.- La dura temporada de sequía que se ha presentado durante el año ha provocado gran afectación al sector ganadero, por lo que urge la aplicación de programas emergentes por parte de los Gobiernos

Federal y estatal para atender la problemática que en la Zona Maya amenaza a un hato ganadero de más de 11 mil cabezas.
Al respecto, Rodolfo Durán Poot, presidente de la Asociación Local de Ganaderos de Felipe Carrillo Puerto, refirió que en la Zona Maya se cuenta con un promedio de 220 ganaderos que están en jaque debido a la escasez de lluvia y sus bovinos están en riesgo por la falta de alimentación e hidratación.
En este sentido, “El Toro” Durán, como es conocido en la región, señaló que la falta de lluvia ha provocado el poco crecimiento de pastizales, mientras que las intensas olas de calor han generado que se sequen los estanques y depósitos de agua en los ranchos, lo que en combinación deja sin alimentación a las más de 11 mil reses registradas en la Zona Maya.
“La escasez de agua ha sido el problema principal; sin embargo, los productores se ven obligados a tener que acarrear el vital líquido desde pozos poco profundos hacia los ranchos para poder hidratar a los animales que sufren de las condiciones actuales”, apuntó.
Por tal motivo, Durán Poot dijo que es necesario que instancias del Gobierno del Estado y de la Federación, como la Sedarpe y Sader, respectivamente, activen programas emergentes para la atención a la problemática, toda vez que los productores requieren de pacas de pastura y gallinaza para el crecimiento de pastizales.
El entrevistado resaltó que ya ha acudido a la Sedarpe para solicitar el programa Peso por Peso, no obstante no ha tenido respuesta favorable.
Finalmente aseguró que existe la preocupación por parte de los ganaderos debido a que las condiciones actuales ponen en riesgo la producción en la Zona Maya.