Imprimir

Naviera alista su regreso

 La Isla, punto clave en su itinerario

 

Francisco HERNANDEZ

COZUMEL, 3 de junio.- La línea de cruceros Royal Caribbean regresará a México después de más de un año de cesar operaciones a causa de la pandemia provocada por el coronavirus (covid-19), siendo que el puerto de Cozumel se convertirá en el

bastión de la reactivación de la compañía en Latinoamérica, que ya tiene planes para operar en el Pacífico mexicano para el último trimestre del año, según publicó el portal Expansión CNN.
La elección de Cozumel no se da por casualidad y es así como Alberto Muñoz, vicepresidente de Royal Caribbean para Latinoamérica y el Caribe, explicó que la Isla es uno de los destinos clave entre sus pasajeros, entre quienes ya se ve un fuerte optimismo, principalmente desde Estados Unidos, impulsado por el avance en las campañas de vacunación.
“Cozumel como destino es uno de los más importantes. Cuando una persona está eligiendo un recorrido por el Caribe mexicano, es una parada obligatoria”, explicó en entrevista.
“Royal Caribbean siempre ha trabajado muy de cerca con Cozumel, al punto de que gracias a esta cercanía y relación es que somos la primera compañía que viene a Latinoamérica, y el primer destino es Cozumel”, remarcó.
En este sentido, al antes citado indicó que Cozumel ha sido la principal puerta de entrada de los cruceros en México.
“En 2019 concentró la mitad de los más de nueve millones de cruceristas que ingresaron al país, acumulando 4.5 millones de pasajeros. Este indicador se desplomó más de 75% durante 2020, pues sólo durante el primer trimestre hubo cruceros en operación, y para 2021 las pérdidas han sido totales, al menos durante la primera mitad del año”, refirió.
Al respecto, indicó que la industria de cruceros ha sido la más golpeada del sector turístico por la pandemia, pues mientras los hoteles y las aerolíneas han mantenido o reiniciado sus operaciones, las embarcaciones turísticas mantienen una operación muy restringida a causa de su esquema que combina trayectos largos con hospedaje y la visita a varias ciudades de diversos países.
“Los cruceros tienen su peor año en dos décadas y el panorama no es alentador, con una pérdida de 6.7 millones de pasajeros, este segmento está por cumplir un año sin operar en México, y su regreso podría darse incluso hasta 2022”, aclaró.
Alberto Muñoz señaló que, por ello, en Estados Unidos los cruceros están teniendo las aprobaciones del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades a cuentagotas, por lo que inicialmente las operaciones hacia Cozumel para los pasajeros estadounidenses se harán zarpando desde Las Bahamas, un escenario que podría cambiar rápidamente.
“Estamos en negociaciones finales con el Gobierno de Estados Unidos, porque indiscutiblemente habrá una salida desde Florida que llegará a Cozumel también”, acotó.
Cabe destacar que como parte de la nueva operación, el directivo de Royal Caribbean aseguró que la tripulación de sus cruceros estará totalmente vacunada, y se tomarán otras medidas como el uso de productos de grado médico, el incremento de personal a bordo de estas áreas, y un énfasis en la ventilación de espacios privados y comunes a bordo.
“En el sistema de filtración del aire acondicionado, hemos cambiado filtros con aire fresco que entran desde el océano al camarote y se cambia 12 veces en una hora, y las áreas públicas se renueva de 15 a 20 veces”, explicó.
Respecto a las ocupaciones de los cruceros, Muñoz consideró que en un principio no se zarpará al 100% de la capacidad, pero todo depende de los estándares que tenga cada Gobierno local donde las embarcaciones atraquen.
“El covid-19 le ha costado a los cruceros dos millones de pasajeros y 134 millones de dólares. Este sector paró desde marzo en México, y su reactivación no comenzará antes de octubre, lo que afectará a puntos turísticos clave como lo es Cozumel”, concluyó.