Fiesta extraordinaria

 La que se vivió en El Cedral 2019

 

Francisco HERNANDEZ

COZUMEL, 4 de mayo.- El presidente municipal, Pedro Joaquín Delbouis, y su esposa, Mary Mar Abad de Joaquín, acompañaron al Gobernador del Estado, Carlos Joaquín González, y su esposa, Gaby Rejón de Joaquín, al tradicional baile de “La Cabeza

de Cochino”, para cerrar con broche de oro la fiesta de la “Santa Cruz de Sabán” y la feria de “El Cedral 2019”, tradición con más de 170 años.
Durante la clausura de las celebraciones, el Edil puntualizó que, gracias a la coordinación con las autoridades del ejido y la colaboración del Gobierno del Estado, se tuvo una enriquecedora festividad.
Pedro Joaquín dio a conocer que la fiesta de la “Santa Cruz de Sabán” y la feria de “El Cedral 2019” cerraron con saldo blanco.
Señaló que se hizo un buen trabajo, con el operativo “Fiestas de El Cedral 2019” que implementó la Dirección de Seguridad Pública Municipal, ademas que se contó con el respaldo de las Fuerzas Armadas y el apoyo de la ciudadanía , así como de turistas que condujeron apegados a las normas viales.
Por su parte, el Gobernador del Estado resaltó la gran participación de los cozumeleños en esta edición, quienes convivieron en un ambiente familiar y destacó el apoyo de la familia Cárdenas, que año con año pone atención a la fiesta de la “Santa Cruz de Sabán” y al ejido, que hizo posible una atractiva feria de “El Cedral”, que han trascendido fuera de la Isla.
“Concluye la fiesta de la ‘Santa Cruz de Sabán’ y la feria de ‘El Cedral 2019’ con alegría, con lo que se mantiene viva la cultura, historia y tradición de Cozumel”, señaló el Gobernador Carlos Joaquín al clausurar la festividad.
El comisario del ejido “Villa de Cozumel”, Emilio Novelo Flores, destacó la sinergia que se hizo con las autoridades, que dejó un buen sabor de boca entre las familias cedraleños, población en general y turistas.
El bastonero mayor y bisnieto del fundador de la tradicional fiesta cozumeleña, Eligio Cárdenas Montero, agradeció a las autoridades y ciudadanos por dar continuidad a la promesa hecha por su bisabuelo, Casimiro Cárdenas.
Más de mil 500 personas se reunieron en la palapa principal del poblado “El Cedral”, para formar parte de la clausura y el baile de la “Cabeza de Cochino”, que fue presidido por las familias descendientes del fundador de la tradicional fiesta cozumeleña, Casimiro Cárdenas.
Entre las familias que presidieron el baile estaban los Cárdenas Avila, Cárdenas Campos, Cárdenas Feliciano, Cárdenas Sandoval, Barrera Cárdenas, Vivas Cárdenas, Cárdenas Santos, Cárdenas Rivero, Cetzal Rivero, Cárdenas Aguilar, Góngora Aguilar, Novelo Aguilar, Sánchez Aguilar, Aguilar Pacheco, Cárdenas Lugo, Cárdenas García, Villanueva Dzul, Villanueva Ortiz y familia Magaña.
Más de 700 personas participaron en la danza regional. Previamente, se inscribieron para lucir vistosos ternos y guayaberas.
Previo al evento de clausura, el presidente municipal asistió a la misa con motivo del día de la Santa Cruz, asimismo, acompañado del oficial mayor, Juan Carlos Villanueva, y el comisario del ejido “Villa de Cozumel”, Emilio Novelo Flores, convivió con los ejidatarios.
Posteriormente, se reunió con integrantes de la Asociación de Ingenieros y Arquitectos, encabezados por Jorge Carrillo Novelo y Melissa Angulo Gámez.