Por Cancún limpio

 Y sustentable, gobierno de Mara

 

Gabriel alcocer

BENITO JUAREZ, 20 de noviembre.- Bajo la premisa de cuidar la biodiversidad de este destino, autoridades del gobierno municipal, asociaciones civiles y voluntarios trabajan en el “Programa

de Saneamiento e Integración Social de Humedales de Agua Dulce de la Ciudad de Cancún”, con el objetivo de limpiar los cuerpos de agua en diversas supermanzanas de este municipio.
Sobre este ejercicio, la presidenta municipal, Mara Lezama Espinosa, señaló que en Cancún se han identificado 23 humedales, de los cuales la mayoría son cenotes que se han atendido en 40 jornadas de trabajo en las que se han retirado más de 21 toneladas de residuos sólidos.
Destacó que el trabajo se ha hecho de la mano de mil 494 voluntarios, empresas privadas, organizaciones de la sociedad civil, universidades y autoridades ambientales.
“Este es un programa permanente a través del cual hacemos trabajo comunitario con los vecinos, limpiando estos cuerpos de agua que son únicos y que debemos proteger, por eso se realiza un análisis del agua y realizamos reforestaciones, entre otras acciones; porque sabemos que cuidar la Naturaleza es tener la oportunidad de vivir mejor”, señaló Mara Lezama.
Por su parte, el encargado de despacho de la Dirección General de Ecología, Alonso Fernández Lemmen Meyer, explicó que el principal objetivo es recuperar los cuerpos de agua que se encuentran dentro de la ciudad que en muchos casos son utilizados como basureros clandestinos y al mismo tiempo involucrar a la ciudadanía al cuidado del medio ambiente.
“Los humedales están estrechamente relacionados con el acuífero, el cual es la fuente principal del agua que utilizamos para cubrir nuestras necesidades y llevar a cabo nuestras actividades diarias, sin olvidar que transforman los espacios públicos en sitios que fomentan la recreación y el esparcimiento, y mejoran la imagen urbana de nuestro destino”, expresó.
Finalmente informó que estos cuerpos de agua brindan beneficios y servicios ambientales: son amortiguadores naturales de la temperatura; mejoran la calidad del aire capturando las emisiones de gases de efecto invernadero; contribuyen a mitigar el cambio climático; previenen las inundaciones ya que son captadores naturales de agua y son refugio de diversas especies de flora, así como de aves, insectos, reptiles y pequeños mamíferos.