Imprimir

Blindar playas

 Para evitar su venta, prioridad de Mara

 

Gabriel alcocer

BENITO JUAREZ, 20 de mayo.- “No vamos a permitir más privatizaciones de playas públicas y seguiremos trabajando para tener más playas con el distintivo Blue Flag, con todos los servicios para que disfruten con sus familias”, aseguró la presidenta

municipal, Mara Lezama Espinosa, al destacar que “proteger las playas públicas será mi legado: Las playas públicas de Cancún suman más de 90 mil metros cuadrados, estas serán protegidas para que nadie pueda apropiarse de algo que es del mundo”.
Así lo manifestó la Edil al revelar, durante su transmisión diaria vía Facebook Live, que lleva meses de arduo trabajo con el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) para blindar las playas públicas, entre ellas Playa Delfines, y sus accesos, en beneficio de todos los benitojuarenses.
El objetivo es que no se puedan vender, ni cambiar los usos de suelo de dichos predios, manteniéndolos como playas públicas en las actualizaciones de los planes de la Dirección de Desarrollo Urbano que se lleven a cabo, explicó la primera autoridad municipal.
En su comunicación directa con los habitantes de Cancún dijo: “Hoy les podemos decir que estamos en una extenuante revisión con el equipo técnico y jurídico de Fonatur, para la elaboración de un instrumento en el que las playas públicas a nombre de Fonatur y Benito Juárez queden de uso público exclusivamente”.
Mara Lezama argumentó que esta acción no tiene precedentes y es para garantizarle a todos los benitojuarenses y sus familias que las playas públicas de la Zona Hotelera estarán protegidas.
“Haremos que nuestras playas públicas de Cancún siempre sean nuestras”, enfatizó.
Las playas de Cancún son identidad, y esa identidad nos pertenece, resaltó al referir que Cancún es una ciudad hecha de miles de migrantes que arribaron a este destino con la ilusión de ver la maravillosa estampa de nuestro Caribe mexicano. “Donde no sólo se han construido castillos de arena, sino también sueños e historias que han quedado plasmadas en los álbumes familiares, pero principalmente en nuestros corazones”, finalizó.
Adicionalmente, Fonatur ha determinado que los predios colindantes a la playa pública “Delfines” no serán vendidos y se destinarán a espacios y servicios públicos. Estamos hablando de cuatro lotes con un total de casi 20 mil metros cuadrados para lograr con esto que casi se duplique el área de la playa pública original y así ampliar El Mirador de esa gran ventana hacia el Mar Caribe.
La dependencia federal precisó que estas acciones se implementarán en estrecha coordinación con el municipio de Benito Juárez para garantizar el mejoramiento de los espacios públicos de playa, con el equipamiento urbano que permita su óptimo mantenimiento para permanecer como espacio recreativo, en beneficio de los ciudadanos y turistas en general.
En este sentido, Fonatur trabaja con el Ayuntamiento de Benito Juárez para un programa integral de mejoramiento del espacio urbano en la Zona Hotelera.