Otra exitosa jornada

 De conservación de cenotes urbanos

 

Cecilia Solis

BENITO JUAREZ, 13 de febrero.- Al encabezar la tercera jornada del Programa de Saneamiento e Integración Social de Humedales de Agua Dulce en la ciudad de Cancún, en lo que va del 2020, la presidenta municipal de Benito Juárez, Mara Lezama

Espinosa, resaltó la importancia de que las nuevas generaciones se involucren en el cuidado del medio ambiente, para que repliquen el mensaje de mantener los entornos libres de contaminación.
“Verlos aquí en el cenote de la Supermanzana 68 y platicar con ustedes me hace darnos cuenta que la labor que tienen es extraordinaria, porque están preocupados y ocupados en hacer un proyecto en pro de la Naturaleza y es una iniciativa de ustedes que quieren investigar más de este ecosistema”, expresó como agradecimiento a los alumnos de segundo grado de secundaria del centro escolar Balam, quienes acudieron a la actividad para aprender más de dichos cuerpos de agua.
Mara Lezama subrayó que los cenotes han cumplido a lo largo de los años importantes funciones sociales, económicas y ecológicas, además de ser fuente principal de abastecimiento de agua en la ciudad, que muchas veces -como en ese sitio- están en entornos urbanizados junto a parques y áreas recreativas, por lo que se debe procurar su cuidado en la comunidad y con los vecinos, para no tener afectaciones irreversibles en la salud.
“Hoy los cenotes están amenazados por el poco respeto que se tiene a la Naturaleza; una basura que se tira en la banqueta, la playa, el cenote, el mar o el océano, tarde o temprano repercute a los ciudadanos”, afirmó.
Agregó que desde el inicio de la administración se emprendió el Plan Integral ECOnéctate, dentro del eje Desarrollo Sostenible, para impulsar el desarrollo sustentable, y por ello la Dirección General de Ecología lleva a cabo la recuperación de cuerpos de agua, recolecta de residuos sólidos y saneamiento, ya que como ejemplo, en esta Supermanzana se clausuraron las tomas que vertían aguas grises al cenote, mismas que eran generadas por actividades domésticas, tales como lavandería y lavado de platos, entre otros.
“Si no hacemos conciencia todos que nos estamos dañando; difícilmente podríamos acabar con la contaminación, por eso venimos aquí el día de hoy para atender este cenote, aunque las tomas clandestinas fueron clausuradas, para hacer limpieza del área verde aquí en la cual está este humedal, ya que son maravillas naturales”, dijo.
Alejandro Valencia, profesor de Ciencias del colegio Balam, explicó que los jóvenes de secundaria coordinan un proyecto de investigación de los cenotes urbanos que se presentará en marzo en el Encuentro de Investigación Científica del Caribe, a realizarse en el Colegio Cuam Cancún; representa la primera acción para la iniciativa de adoptar posteriormente un cenote cuya conservación sea responsabilidad siempre de esa institución académica.