Susto de viajeros

 Operador de ADO evita atraco

 

Omar AC

BACALAR, 10 de septiembre.- Los asaltos en la vía corta a Mérida continúan de manera deliberada, como el caso sucedido casi a la medianoche de ayer cuando delincuentes lanzaron piedras contra un autobús de la empresa ADO, entre los poblados

de Emiliano Zapata y Nuevo Israel, municipio de Felipe Carrillo Puerto. El operador continuó su marcha y fue hasta la localidad de Divorciados donde se detuvo y solicitó el apoyo de la Policía, pues dos cristales del autobús habían sido destrozados, aunque por fortuna no hubo personas lesionadas.
De acuerdo con los datos recabados, poco antes de la medianoche de ayer las líneas de emergencias 911 reportaron un intento de asalto a un autobús de la empresa ADO, mismo que estaba estacionado en las inmediaciones del poblado de Divorciados.
Por lo anterior, elementos de la Policía Rural del Estado (PRE) acudieron al sitio y al llegar observaron que a orillas de la vía federal estaba parqueado el autobús de la empresa ADO, número económico 0540, y a sus alrededores sus pasajeros.
En el sitio los policías entrevistaron al operador de la pesada unidad, quien manifestó que al momento de pasar entre los poblados de Emiliano Zapata y Nuevo Israel, municipio de Felipe Carrillo Puerto, escuchó cuando varios objetos contundentes impactaron el costado derecho del vehículo.
Ante ello, pasajeros le informaron que los cristales de la ventanilla derecha habían sido quebrados con piedras, por lo que el operador aceleró su marcha y al llegar al poblado de Divorciados detuvo su marcha y solicitó el apoyo policiaco.
Los guardianes del orden una vez que tomaron nota de lo ocurrido desplegaron un amplio recorrido en la zona, con la intención de localizar a los delincuentes, pero los resultados fueron nulos.
Por fortuna ni un pasajero resultó lesionado, pero sí más de uno con una crisis nerviosa ante los hechos registrados y es de reconocer la acción que el operador del autobús hizo al acelerar la velocidad de su vehículo con la finalidad de resguardar su integridad, así como la de sus pasajeros.
Finalmente los policías exhortaron a la parte afectada para que acuda a interponer su querella ante el representante social, contra quienes resulten responsables.