Vive una “odisea”

 Tras derrapar en tramo carretero

 

Omar AC

BACALAR, 3 de marzo.- Un joven de 28 años de edad fue rescatado por elementos de la Policía Rural del Estado, luego de que permaneció tirado entre la maleza sin poderse mover por alrededor de 24 horas, a la orilla del tramo carretero

Isidro Fabela-Huatusco, después de haber derrapado en su motocicleta. El lesionado fue trasladado al Hospital Comunitario.
De acuerdo con los datos recabados, horas antes de la medianoche de ayer a través del número de emergencias 911 elementos de la Policía Rural del Estado, de la comandancia del poblado de Altos de Sevilla, tuvieron conocimiento de una persona lesionada por hechos de tránsito entre los poblados Isidro Fabela y Huatusco.
Por lo anterior, los guardianes del orden a bordo de la patrulla número económico 12178 acudieron al sitio y al llegar encontraron tirado entre la maleza a un sujeto de nombre Manuel M.S., de 28 años de edad, el cual se quejaba de fuertes dolores.
Al lugar llegó el médico encargado del Centro de Salud de la localidad de Huatusco, quien manifestó que Manuel llevaba alrededor de 24 horas de haber sufrido el accidente, en el que sufrió excoriaciones, heridas en el rostro y posible fractura en la columna, lo que le impedía moverse.
Según los datos recabados, Manuel conducía la motocicleta marca Italika, tipo Cross, color negro, con dirección hacia el poblado de Cedralito, pero al estar entre los poblados de Huatusco e Isidro Fabela perdió el control de la moto y derrapó hasta quedar aproximadamente a 10 metros de la orilla de la carretera entre la maleza severamente lesionado.
El mismo lesionado comentó que derivado de las lesiones y la posible fractura de columna, no pudo moverse hacia la orilla de la carretera para pedir ayuda, y fue hasta por la tarde del día siguiente cuando unos campesinos lo encontraron.
Finalmente una vez que el galeno estabilizó al lesionado en una tabla, en seguida lo subieron a la batea de la patrulla y posteriormente lo trasladaron al Hospital Comunitario de Bacalar.