Familia queda prensada

Guiador dormita y se estrella en barda

Christian TREJO

PLAYA DEL CARMEN, 26 de febrero.- Daños por más de 100 mil pesos y tres personas lesionadas fue el saldo de un aparatoso accidente ocurrido esta tarde en el tramo federal Puerto Morelos-Playa del Carmen, cuyo conductor dormitó y se estrelló contra una base de concreto, quedando prensado entre los fierros retorcidos de la unidad. El agraviado, así como su esposa y su pequeña hija, fueron trasladados al Hospital General.

El aparatoso percance se registró a las 18:00 horas cuando una llamada al número de emergencias movilizó a los cuerpos de emergencias y agentes federales, quienes se trasladaron hasta el kilómetro 307+500 del tramo carretero Puerto Morelos-Playa del Carmen para prestar el auxilio, ya que se les indicó había personas lesionadas de gravedad.
Paramédicos de diferentes hospitales, elementos del Cuerpo de Bomberos y Protección Civil se percataron que a la altura del hotel Vidanta estaba un vehículo tipo Seat Ibiza color verde, placas de circulación DIM-8289 de Campeche, el cual estaba completamente aplastado de la parte frontal tras haber colisionado contra una base de concreto, por lo que procedieron a realizar las labores de rescate.
El conductor J.C.. fue rescatado inconsciente por los elementos del Cuerpo de Bomberos, quienes hicieron uso de las quijadas de la vida para poder sacarlo de la vetusta unidad. El agraviado presentaba fracturas expuestas en ambos pies, los cuales prácticamente perdió, mientras que su esposa e hija de seis años también fueron rescatadas y al igual que él fueron trasladados al Hospital General.
De acuerdo con datos preliminares, el conductor de la unidad perdió el control de la unidad tras presuntamente dormitar unos cuantos segundos, lo que generó que se saliera de la cinta asfáltica y se estrellara contra un muro de concreto.
Agentes federales procedieron a desviar el tránsito mientras los bomberos realizaban las labores de rescate con el fin de evitar otro percance, por lo que al final procedieron al traslado del vehículo a al corralón, unidad que prácticamente quedó como pérdida total.