Can frustra a amante de lo ajeno

Adrián GONZALEZ CALDERON

Un presunto ladrón fue mordido por un perro guardián durante la tarde de ayer, cuando intentó introducirse a una vivienda de la colonia 5 de Abril de Chetumal. El acusado fue detenido por vecinos de la zona, atendido por paramédicos y turnado a una agencia del Ministerio Público del Fuero Común.

A eso de las cuatro de la tarde, habitantes del cruce de la avenida Universidad y la calle Díaz Mirón notaron que un muchacho salió despavorido de una vivienda marcada con el número económico 344, después de brincar una barda que quedó recostada en la acera peatonal.
El joven sujeto se agarraba con fuerza el tobillo y aseguraba que había sido atacado por un perro, hecho que fue denunciado al número de emergencias 066 y al lugar acudieron elementos de la Policía Estatal, del municipio de Othón P. Blanco y paramédicos de Emergencias.
Mientras recibía primeros auxilios, dos habitantes de la colonia 5 de Abril dijeron que este sujeto se había introducido a un domicilio para hurtar artículos valiosos, pero ignoraba que el lugar era cuidado por un perro de raza grande, el cual lo persiguió y mordió en el tobillo.
Debido a lo anterior, los policías municipales tomaron en custodia al joven herido, el cual sólo fue identificado con el sobrenombre de “Pelos”, mismo que fue llevado a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado y entregado a un agente del Ministerio Público Especializado en Adolescentes.
Es necesario mencionar que este sujeto podría recobrar su libertad con facilidad, debido a su corta edad y a que no logró su cometido.