Golpeado y estrangulado

Necropsia revela causas de muerte de sexagenario presuntamente plagiado

Adrián GONZALEZ CALDERON

El comerciante Sergio E.S.B. fue estrangulado hasta la muerte, pero antes recibió una fuerte golpiza, esto de acuerdo con la necropsia que le practicaron médicos criminalistas de la Procuraduría General de Justicia del Estado. La Policía Judicial del Estado ya cuenta con pistas que podrían ayudar a resolver el caso.

De acuerdo con información proporcionada por personal de la Dirección de Averiguaciones Previas, el resultado de los exámenes practicados al cadáver del microempresario arrojaron que la causa de la muerte fue asfixia por estrangulamiento y compresión directa en la tráquea, al parecer por medio de una llave.
Sin embargo, este sujeto recibió varios golpes antes de su muerte, por lo que estaba politraumatizado, con múltiples fracturas de costillas y trauma abdominal.
Aunque los funcionarios se negaron a revelar detalles de este caso, aseguraron que ya tienen numerosas pistas reunidas en la escena donde fue hallado el cadáver, al igual que en el automóvil de la víctima, las cuales podrían ayudar a identificar a los autores del crimen y a la resolución del caso.
Como se recordará, Sergio E.S.B., de 60 años de edad, dueño de una tienda de abarrotes, desapareció el pasado lunes y fue visto por última vez al salir de su domicilio, ubicado en la avenida Constituyentes entre Ursulo Galván y Margarita Maza de Juárez, colonia Proterritorio, a bordo de su vehículo Chevrolet tipo Corsa de color rojo, con placas de circulación UTC-506-A.
Durante la madrugada del martes, elementos de la Policía Estatal Preventiva encontraron estacionado en calles de la comunidad de Calderitas el vehículo tipo Corsa.
El viernes por la tarde fue hallado el cadáver de este sujeto en un basurero clandestino ubicado a poco menos de 100 metros de la primera curva hacia la comunidad de Laguna Guerrero, en una brecha.
Elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y de la Ministerial, llegaron al lugar y acordonaron la zona en espera de los peritos criminalistas del Servicio Médico Forense, quienes al arribar, y tras la actuación de un agente del Ministerio Público del Fuero Común, levantaron el cuerpo y lo trasladaron a sus instalaciones.