Cargan con otro “tesoro”

Adrián GONZALEZ CALDERON

Un delincuente se apoderó de siete relojes costosos y dos anillos de oro en una vivienda del Fraccionamiento Arboledas de Chetumal, antes de que ser sorprendido por la propietaria del inmueble. El bandido logró darse a la fuga pese al operativo montado por policías de diferentes corporaciones.

Al filo de la medianoche de ayer, elementos de la Policía Estatal Preventiva acudieron al cruce de las calles Margarita Maza y Machiche, luego de que recibieron información a través de sus equipos de comunicación oficial, sobre un atraco cometido contra una vivienda marcada con el número 224.
Una vez en el sitio, los guardianes del orden se entrevistaron con D.V.C., de 29 años de edad, quien dijo que estaba dormida cuando escuchó ruidos extraños en la sala de su hogar, por lo que se levantó, reunió valor y decidió averiguar el origen del sonido inusual.
La fémina dijo que antes de que lograra encender la luz vio la silueta de un hombre delgado, mismo que huyó despavorido al verse sorprendido, a tal grado que abrió la ventana del segundo piso y se lanzó de una altura mayor a cuatro metros.
Aunque los gendarmes carecían de una descripción física del bandido, montaron un amplio operativo por los alrededores, movilización a la cual se unieron agentes ministeriales y municipales, pero sus esfuerzos no llevaron a ninguna detención.
La fémina dijo que el bandido se llevó consigo siete relojes y dos anillos de oro con incrustaciones de piedras preciosas, por lo que el valor de su botín supera los 30 mil pesos. El caso quedó en manos de las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado.