“El Gordo Dilbert”, ante el juez

Al tiempo que fuerzas federales catean tres de sus propiedades, dos en Bacalar y una en Calderitas, ingresa a la cárcel de Cancún mientras se analiza la posibilidad de trasladarlo a la Seido en la Ciudad de México

Fernando OLVERA DEL CASTILLO

Un escuadrón de Fuerzas Especiales de la Policía Federal (PF), en coordinación con efectivos del Ejército y de la Armada de México, cateó ayer dos viviendas propiedad de Dilbert Fidel Soto Alverenga, alias “El Gordo Dilbert” y/o “Dilbert Soto”, en la Costera de Bacalar, y una más en el poblado de Calderitas, en busca de más evidencias que puedan contribuir a la detención de su antiguo jefe, Roberto Nájera Gutiérrez, alias “El Gallero” y/o “La Gallina”, quien como hemos dado cuenta con oportunidad, actualmente es uno de los principales operadores de las rutas del narcotráfico que se extienden por Comitán, Ocosingo, Palenque y Tuxtla Gutiérrez, en el Estado de Chiapas, así como parte del Norte de Quintana Roo, Veracruz y Yucatán.

Datos recabados por el que esto escribe confirmaron que a eso de las 14:00 horas de ayer, prácticamente al mismo tiempo que se realizaba la revisión de dichos inmuebles, el autoproclamado “líder” de los fayuqueros de Subteniente López, bajo un fuerte dispositivo de seguridad, fue puesto a disposición de un juez penal e ingresado a la cárcel de Cancún, mientras se decide si es trasladado a la Ciudad de México por agentes de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), al formar parte de los 122 delincuentes más buscados en territorio mexicano.
En este sentido, si bien hasta el cierre de esta edición no se había dado a conocer el resultado de estas operaciones, trascendió que una vez que “El Gordo Dilbert” y/o “Dilbert Soto” se encuentra tras las rejas, el Gobierno de México solicitará a la Administración para el Control de Drogas, mejor conocida como la DEA, que el grupo especial que mantiene destacado en Belice desde hace varios años se sume a las labores de inteligencia y a los operativos de presencia que ya están en marcha para dar con el paradero de “El Gallero” y/o “La Gallina” quien, según se dice y se rumora, se habría adentrado a Centroamérica con el objetivo de llegar hasta Panamá.
Al respecto, vale la pena destacar que en un comunicado emitido anoche, Renato Sales, comisionado nacional de Seguridad, al tiempo que subrayó la detención del “El Gordo Dilbert” y/o “Dilbert Soto” como un triunfo del Gobierno mexicano, lo vinculó directamente con una organización delictiva con presencia en Sinaloa.
Según se asienta en el documento, el cual fue enviado a la Redacción de esta Casa Editora, el ya citado fue detenido gracias a los trabajos de investigación que realizaron las fuerzas federales en el Sur de Quintana Roo, mismos que permitieron conocer sus rutas, los vehículos que utilizaba y sus áreas de operación, destacando que fue el pasado día 11, al transitar por la carretera Chetumal-Bacalar, a la altura del entronque a Subteniente López, fue identificado y se le marcó el alto para su aseguramiento, sin realizar un solo disparo.
Al abundar sobre el particular, el funcionario informó que “El Gordo Dilbert” y/o “Dilbert Soto” es originario de Chetumal, tiene 31 años de edad y se encuentra vinculado con actividades de trasiego de drogas, siendo que su centro de operaciones se situaba precisamente en el municipio de Othón P. Blanco.
De igual forma, Sales confirmó lo publicado por Diario de Quintana Roo en cuanto a que el susodicho mantenía vínculos con integrantes de la delincuencia organizada en Belice, para lo que estableció una red de contrabando de artículos diversos, principalmente de cigarros, licor, armas de fuego y estupefacientes, esto sin contar con que también se le vincula al cobro de “cuotas” a contrabandistas para permitirles operar en la garita aduanal del antiguo puente internacional con el vecino país centroamericano.
Por si fuera poco, en dicho comunicado también se asienta que se le investiga por lavado de dinero con recursos de procedencia ilícita a través de empresas del ramo granadero, mientras que es propietario de diversos inmuebles en el Estado de Quintana Roo.
De igual forma, se indica que en julio de 2012 fue detenido por amenazar con arma de fuego al director general de la Policía Judicial del Estado, y también se le relaciona con una averiguación previa por delitos contra la salud.
Cabe destacar que de acuerdo con el comisionado nacional de Seguridad, “El Gordo Dilbert” y/o “Dilbert Soto” fue detenido junto con Alejandro “N”, de 24 años de edad, quien fungía como su chofer y escolta, reiterando que les fueron aseguradas dos armas cortas y siete kilogramos de cocaína.