Colonia Altamar, tierra de nadie

Se acentúan hechos delictivos y carencias

 

Francisco HERNANDEZ

COZUMEL, 21 de mayo.- Las colonias Altamar I y II están en el olvido, ya que sufren problemáticas tales como robos, deficiente alumbrado público, acumulamiento de cacharros, retrasos en la recolección de basura, además algunos ciudadanos con frecuencia obstruyen las aceras con sus vehículos.


Los habitantes expusieron que el camión recolector de basura debe pasar los días martes, jueves y sábado; sin embargo, no se están respetando estos días, por lo que las bolsas con basura se quedan mucho tiempo en la vía pública y que los perros esparzan los desechos domésticos al buscar comida en ellas.
Coincidieron en que ellos están respetando los días establecidos por la empresa Promotora Ambiental de la Laguna S. A. (PASA), la cual no está cumpliendo sus compromisos.
En lo que se refiere al alumbrado público, expusieron que el tipo de luz amarilla no les está sirviendo, ya que al final las colonias quedan oscuras, por lo que esta situación favorece a los “amantes de lo ajeno”, quienes cometen robos en las casas y se llevan motocicletas.
Asimismo, las personas tienen que acumular cacharros que no se lleva el camión recolector, por no ser parte de los desechos que acopia, por lo que aclararon que en lo que va del año no se ha hecho una campaña de descacharrización, la cual ya urge, sobre todo para evitar que estos objetos se conviertan en criaderos potenciales de moscos.
Entre otros problemas, también está que varios propietarios de automóviles usan las aceras como estacionamientos, generando que los peatones bajen a la carpeta asfáltica para desplazarse, con el riesgo de que sean atropellados.
Este problema afecta más a los estudiantes que se tienen que caminar para llegar a sus planteles educativos, por lo que es necesario que los policías preventivos hagan presencia y apliquen las acciones necesarias para hacer entrar en razón a quienes están incurriendo en esta falta.