Imprimir

Batalla campal

Deja 14 heridos en cárcel

 

Cecilia SOLIS

BENITO JUAREZ, 9 de mayo.- Una batalla campal al interior de la cárcel municipal dejó un saldo de 14 internos lesionados, uno de ellos de gravedad.


Datos recabados por la reportera confirmaron que siendo aproximadamente las 13:55 horas inició un enfrentamiento entre los reos del dormitorio “S” y los del “E”, quienes utilizaron todo tipo de objetos contundentes y punzocortantes para agredirse, lo que obligó a los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) a intervenir bajo los protocolos y procedimientos sistemáticos de operación instaurados para el control de disturbios, logrando restablecer el orden en cuestión de minutos.
De estos hechos, un total de 14 reclusos resultaron lesionados, siendo que cinco fueron canalizadas al Hospital General de Benito Juárez, uno de estos de gravedad, a efecto de que recibieran atención de primer nivel, mientras que los restantes fueron atendidos en el servicio médico de la cárcel, y posteriormente ubicados en el área de Conductas Especiales, hasta en tanto el Comité Técnico determine lo conducente.
De acuerdo con la SSP, esta gresca obedeció a la reclasificación penitenciaria que se está buscando alcanzar con base en los lineamientos de la Ley Nacional de Ejecución Penal en las diversas cárceles del Estado, a partir del abatimiento de los llamados “autogobiernos” y tomando decisiones de alto riesgo institucional para lograr el control en definitiva de la población penitenciaria, como lo fue el reciente traslado de 163 internos al Centro de Reinserción Social de Chetumal.
En este sentido, la dependencia expuso que al carecerse de una infraestructura que permita la contención de internos con un alto índice de peligrosidad y baja adaptabilidad social, los cuales requieren de una vigilancia especial, los protagonistas de la riña en cuestión pretendían recuperar el poderío al interior de la cárcel.
Finalmente, la autoridad penitenciaria confirmó su determinación de avanzar cada día en el mejoramiento de las condiciones de reinserción social en el Estado, elevando la atención a internos con requerimientos específicos y el fortaleciendo las condiciones de gobernabilidad, con base en el respeto irrestricto a los derechos humanos, la educación, el trabajo, la capacitación, la salud y el deporte.