Muerto en asalto

Sujeto que laboraba en Zona Hotelera recibe puñalada en el pecho: Lo encontró su hijo

Cecilia SOLIS

CANCUN, BJ, 26 de diciembre.- Un sujeto que laboraba en la Zona Hotelera como “brazaletero” perdió la vida al recibir una puñalada en el pecho durante un asalto cometido en la Región 251. El homicida logró darse a la fuga.

Los hechos fueron reportados esta mañana en la calle Capri con avenida República Dominicana, en el fraccionamiento Puertas del Mar, a donde arribaron paramédicos de la Cruz Roja.
El occiso fue identificado como Juan M.E., de 62 años de edad, quien laboraba como “jalador” de clientes en restaurantes. Fue el hijo del occiso, E.D.M.R., de 29 años de edad, quien manifestó que cerca de las 06:00 horas le informaron que su padre estaba tirado en los pasillos de los departamentos, con una mancha de sangre en el pecho. Indicó que su padre ya había sido trasladado al Hospital General por una ambulancia.
Vecinos del lugar manifestaron a las 05:30 horas escucharon el grito de una persona pidiendo auxilio, por lo que como su departamento está en el tercer nivel del edificio N de la manzana 108, se asomaron por su ventana y observaron que en el pasillo caminaba una persona con camisa de color blanco y rayas de color azul o negro de manga larga y pantalón negro, mismo que tenía la mano en el pecho y su camisa estaba manchado de sangre.
Agregaron que a gritos pedía ayuda. En eso el esposo de la entrevistada se despertó y preguntó qué sucedía y ella le comentó lo que estaba pasando en ese momento, siendo que su esposo se asoma por la venta y ve a la persona que se tambaleaba y junto con él bajo del edificio para ver que exactamente sucedía.
Al bajar de las escaleras y salir del edificio notan que la persona ya estaba tirada en el piso a la entrada y aun alcanzó a escuchar que el lesionado sólo dijo “es el Flaco”, para luego caer inconsciente, siendo que el hijo del lesionado se fue con su papá en la misma ambulancia.
Las autoridades ministeriales se apersonaron en el nosocomio en donde el médico especialista manifestó que el paciente había ingresado con herida penetrante en hemitórax izquierdo de aproximadamente 10 centímetros, alcanzando el corazón, mismo que llegó en paro cardiaco y sin signos vitales.
Asimismo, las autoridades indicaron que se presume se trató de un asalto en donde el presunto amagó a su víctima, dejándolo lesionado de muerte, por lo que se inició el número de caso para iniciar con las investigaciones en torno a los hechos.