Espada vikinga inquieta a arqueólogos

 Fabricada 800 años antes de inventarse la técnica

 

CIUDAD DE MEXICO, 21 de junio.- Las famosas espadas vikingas Ulfberht estaban hechas de un metal tan

puro que desconcertaba a los arqueólogos. Se cree que la tecnología para forjar ese metal no se inventó hasta dentro de 800 años o más, durante la Revolución Industrial.
Se han encontrado alrededor de 170 Ulfberhts, que datan del año 800 al 1000 d.C. Un documental de Nova National Geographic titulado “Secretos de la espada vikinga”, emitido por primera vez en 2012, echó un vistazo a la composición metalúrgica de la enigmática espada.
En el proceso de forja del hierro, el mineral debe calentarse a 1650 grados Celsius (3000 grados Fahrenheit) para licuarlo, lo que permite al herrero eliminar las impurezas (llamadas “escorias”). También se mezcla el carbono para fortalecer el hierro frágil. La tecnología medieval no permitía calentar el hierro a una temperatura tan alta, por lo que la escoria se eliminaba golpeándola, un método mucho menos eficaz.
Sin embargo, el Ulfberht casi no tiene escoria y su contenido de carbono es tres veces superior al de otros metales de la época. Estaba hecho de un metal llamado “acero de crisol”.
Se cree que los hornos inventados durante la Revolución Industrial fueron las primeras herramientas para calentar el hierro hasta este rango.
El herrero moderno Richard Furrer, de Wisconsin, habló con Nova sobre las dificultades de fabricar una espada de este tipo. Furrer es descrito en el documental como una de las pocas personas en el planeta que tiene las habilidades necesarias para reproducir la Ulfberht.
“Para hacerlo bien, es lo más complicado que sé hacer”, dijo.
Comentó que el fabricante de Ulfberht habría sido considerado como poseedor de poderes mágicos. “Ser capaz de fabricar un arma a partir de tierra es algo muy poderoso”, dijo. Pero fabricar un arma que pueda doblarse sin romperse, que permanezca tan afilada y que pese tan poco se consideraría sobrenatural”.

Furrer pasó días de trabajo continuo y minucioso forjando una espada similar. Utilizó la tecnología medieval, aunque lo hizo de una forma que quizá nunca se había considerado. El más mínimo defecto o error podría haber convertido la espada en un trozo de chatarra. Al final pareció declarar su éxito con más alivio que alegría.

Es posible que el material y los conocimientos técnicos vinieran de Oriente Medio. La ruta comercial del Volga entre los asentamientos vikingos y Oriente Medio se abrió al mismo tiempo que aparecieron las primeras Ulfberhts y se cerró cuando se produjeron las últimas Ulfberhts, una correlación que apoya potencialmente esta tesis.