Desvelan el misterio de los genes clave

Para el desarrollo del cerebro

 

CIUDAD DE MEXICO, 19 de junio.- Los científicos están empezando a comprender el funcionamiento preciso de un tipo

de gen que, a diferencia de otros genes, no codifica proteínas, los componentes básicos de la vida. Una nueva investigación dirigida por la Universidad de Bath (Reino Unido) muestra el mecanismo por el que los genes que codifican un subconjunto de ARN no codificante largo (lncRNA) interactúan con los genes vecinos para regular el desarrollo y la función de las células nerviosas esenciales.
A pesar de su prevalencia en los genes que codifican lncRNA en el genoma (las estimaciones oscilan entre 18 mil y 60 mil  genes lncRNA en el genoma humano, en comparación con los 20.000 genes que codifican proteínas), estos segmentos de ADN se descartaron en su día como basura precisamente porque la información que contienen no da lugar a la producción de una proteína. Sin embargo, ahora está claro que algunos lncRNAs son cualquier cosa menos basura, y estos pueden llegar a desempeñar un papel clave en la restauración de la función física en personas que han sufrido graves daños nerviosos.
Aunque la función de la mayoría de los genes lncRNA sigue siendo un misterio, un subconjunto se coexpresa en el cerebro junto con genes vecinos que codifican proteínas implicadas en el control de la expresión génica. En otras palabras, los genes de estos lncRNAs y sus vecinos que codifican proteínas trabajan en pareja. Juntos, regulan el desarrollo y la función de células nerviosas esenciales, especialmente en el cerebro durante el desarrollo embrionario y en los primeros años de vida.
El nuevo estudio, publicado en la revista ‘PLoS Genetics’, describe la vía de regulación implicada en el control de los niveles de uno de estos pares de genes. Su ubicación y cantidad en el genoma deben estar cuidadosamente coordinadas, al igual que el momento de su actividad.
«Anteriormente definimos una de las funciones más profundas de los lncRNA en el cerebro y nuestro nuevo estudio identifica una importante vía de señalización que actúa para coordinar la expresión de este lncRNA y el gen clave codificador de proteínas con el que está emparejado –explica el doctor Keith Vance, autor principal del estudio del Departamento de Biología y Bioquímica de Bath–. Esta nueva investigación nos acerca a la comprensión de la biología básica de las células nerviosas y de cómo se producen. La medicina regenerativa es el objetivo final y con más investigaciones esperamos desarrollar una comprensión más profunda de cómo operan los genes lncRNA en el cerebro.»
Según añade, «este conocimiento podría ser importante para los científicos que buscan formas de reemplazar las neuronas defectuosas y restaurar la función nerviosa, por ejemplo en personas que han sufrido accidentes cerebrovasculares».