Una noche de historias con Pimpinela

Lleva el Tour Hermanos a Monterrey

 

MONTERREY, 5 de abril.- Una velada nostálgica, llena de historias y muchas canciones que nacen del corazón fue la que ofreció el dueto Pimpinela en la ciudad.


Anoche, los Galán, Joaquín y Lucía, comenzaron su Tour Hermanos en la Sultana de Norte, un esperado regreso luego de 10 años de no presentarse en nuestro país.
El año pasado hicieron una pequeña participación en el espectáculo Grandes de los 80s, pero en esta ocasión su concierto fue total.
Desde que los cantantes argentinos, vestidos elegantemente trajes en color negro, pisaron el escenario del Auditorio Citibanamex, el público se rindió a sus pies. Todos estuvieron dispuestos a recordar la década de oro del dueto.
“Esto no es amor” y “Yo qué soy” fueron los temas con los cuales comenzaron su concierto. Un show muy interpretativo y hasta en momentos muy teatral, como se han caracterizado durante tantos años.
Cinco músicos y dos coristas los acompañaron en lo musical, mientras que la producción visual fue cuidada hasta el mínimo detalle: pantallas, luces, efectos, videos, todo se conjuntó para contar una perfecta historia de principio a fin.
“Nunca más”, “Olvídalo” y “Hermanos” fueron parte de la siguiente tanda del repertorio musical, pero fueron los temas “de pelea” entre hombre y mujer los que lograron atrapar al público, que comenzó a acompañarlos hasta desgarrar sus gargantas.
“¡Dale duro, duro, sin piedad!”, se escuchó entre la gente, mientras Joaquín Galán interpretaba “Estúpido”. Las mujeres no se quedaron atrás y comenzaron a hacer lo propio al gritar bullas contra él, mientras Lucía interpretaba temas como “A esa” y “Decide”.
Conexión perfecta
El concierto se convirtió en una conexión perfecta entre los artistas y los fanáticos. Todo marchaba a la perfección hasta que una persona de primera fila se acercó a Joaquín para entregarle unos bóxers de color rojo, acción que lo sacó de concentración.
“Mira y son de los que utilizo, pero ahora no se los puedo mostrar”, comentó en son de broma.
“Y en qué estábamos. Bueno, ya no me acuerdo, continuemos con la historia”.
En ese momento Joaquín debía presentar el video del cóver que realizaron Jennifer Lopez y Marc Anthony del éxito “Olvídame y pega la vuelta”.
Después, gracias a la magia de la tecnología, pudieron volver a realizar duetos con Dyango en el tema “Por ese hombre” y con El Príncipe de la Canción, José José, con quien cantaron el tema “Entre la espada y la pared”.
“Dueña de la noche”, “Corazón gitano”, “Bastardo” y “El amor no se puede olvidar” formaron parte del final de su presentación, mientras que al sonido de “La familia”, los regios se emocionaron al ver juntos a los hermanos Galán con sus seres queridos.
Después de casi dos horas, Pimpinela se despidió de Monterrey, prometiendo regresar muy pronto.