Julio Iglesias desata dudas

 Durante concierto en el Auditorio Nacional

 

CIUDAD DE MEXICO, 4 de abril.- ¿Qué le pasa a Julio Iglesias?, esa fue la pregunta que miles de fanáticos se hicieron durante la presentación del legendario cantante español, en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México, quien se mantuvo sentado, poco visible y con un audio

que en ocasiones era imperceptible, para cerrar el espectáculo con una caída que preocupó a muchos.
Sin embargo, a pesar de todas las fallas de la presentación, la gran leyenda española recibió en cada momento grandes ovaciones y demostraciones de amor, por parte de una audiencia que agradecía poder verlo una vez más sobre el escenario, “¡vamos Julio!, ¡te queremos!, ¡eres grande!, ¡te amo!, fueron algunas frases que se escuchaban por todo el lugar.
El reloj marcaba las ocho y media de la noche en punto, cuando se apagaron las luces del recinto que se encontraba casi lleno, ante una multitud de fanáticos que esperaban con ansiedad poder ver a una leyenda viva de la música, que ha roto el record Guiness por ser el artista que más discos ha vendido en la historia.
“Amor, amor, amor”, fue el primer tema del cantante, que hizo que el público presente comenzará a emocionarse, sin embargo muchos no podían visualizar en que parte del escenario se encontraba, hasta que en las pantallas apareció su imagen, indicando que se encontraba en la parte de atrás a lado de su baterista.
Así continuó con “La gota fría”, “Mammy blue”, en donde el artista saludó al público y dijo; “tantas cosas que decirles, ya son casi cincuenta años que vine por primera vez a México y en esos años han pasado miles de historias bonitas entre el pueblo mexicano y yo”, haciendo gritar de emoción a sus admiradores.
Para decepción de muchos y comprensión de otras personas, el español de 75 años de edad se mantuvo sentado la mayor parte de su presentación, haciendo que algunos espectadores gritaran que lo querían ver, “¡déjate ver Julio!”, le decían, a lo que Iglesias les respondía de una manera pícara:
“Para qué me quieren ver si estoy feo, o “sí me tienen que ver, estoy guapísimo”, haciendo reír a todos los espectadores, continuando así con temas como, “Me olvidé de vivir”, “Caruso”, “Hey”, “Me siento de aquí”, llevando en un pequeño recorrido a través del pasado a todos sus admiradores.
Los problemas de audio continuaban, y por doquier se escuchaba gritos que decían, “no te escuchamos”, pero sin acongojarse el cantante que es respetado por ser considerado uno de las grandes estrellas del siglo pasado, comentó: “no importa si no me escuchan, lo importante es que yo estoy aquí por ustedes”, desatando las ovaciones.