El adiós a los últimos héroes

 En esta década

Ciudad de México, 15 de octubre.- Los últimos 10 años han dejado a su paso la muerte de grandes personalidades que han sido lloradas por miles de fans alrededor del mundo.

La música, el cine y la televisión mexicana han estado de luto en varias ocasiones. Aunque la más reciente de ellas fue la inesperada partida de Juan Gabriel (2016), en la historia deja el homenaje por más de 700 mil que le dijeron adiós en el Palacio de Bellas Artes como uno más de los récords que el compositor rompió.
Sus fans no pararon de cantarle o seguir su carroza, tanto en los eventos que hubo en la Ciudad de México y en Ciudad Juárez. Su casa, el antiguo bar Noa Noa y el albergue Semjase se llenaron de flores.
Joan Sebastian perdió la batalla contra el cáncer en 2015 y la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM) prestó sus instalaciones para hacer el funeral; Chespirito (2014) se llevó consigo su humor  y, tan multitudinario como era, estuvo en cuerpo presente para que en el Estadio Azteca 40 mil vieran por última vez a Roberto Gómez Bolaños para luego ser enterrado en el Panteón Francés.
Años atrás fue Jenni Rivera (2012) la que sorprendió con un accidente mortal después de ofrecer un concierto en Monterrey. Ese año Luis de Llano Palmer dejó un legado, aunque él dentro de la televisión.    
El ámbito internacional también ha sucumbido ante tristes noticias como la muerte de David Bowie y Prince a principios de 2016: ambos revolucionaron la industria con su ingenio y estilo. Tal vez fuera Michael Jackson (2009), Gustavo Cerati (2014), Amy Winehouse (2011), Lou Reed (2013), BB King (2015)  o Whitney Houston (2012) los  que habían dejado anteriormente un vacío tan grande para sus seguidores.
La música en un sentido más popular también ha sufrido importantes pérdidas en los últimos años, ya sea en España con  Rocío Dúrcal (2006), Rocío Jurado (2006) y Paco de Lucía (2014);  Brasil con Nelson Ned (2014); Argentina con Mercedes Sosa (2009); México con Miguel Aceves Mejía (2006), Antonio Aguilar (2007), Chavela Vargas (2012), Johnny Laboriel (2013) y  Valentín Elizalde (2006), asesinado a manos del narcotráfico.  Pronto la cultura despidió al tenor italiano Luciano Pavarotti (2007).
La televisión en México perdió un pilar en 2006, pues Raúl Velasco, líder de Siempre en Domingo, falleció tras batallar con su salud desde años atrás. Al año siguiente, en 2007, el actor y productor Ernesto Alonso alcanzaría a su amiga María Félix. Se sumarían a esa ola afectada por el cáncer Lorena Rojas (2015), el periodista Jacobo Zabludovsky (2015), Germán Robles (2015) y Rubén Aguirre (2016).
Actores de Hollywood serán recordados por sus grandes actuaciones, aunque también por las adicciones que los llevaron a la muerte,  como el caso de Heath Ledger (2008), Brittany Murphy (2009), Cory Monteith (2013) o Philip Seymour Hoffman (2014);  aunque también tenía problemas con sustancias prohibidas, la causa oficial del deceso de Robin Williams (2014) fue suicidio. El cine siguió perdiendo estrellas como Elizabeth Taylor (2011), Pedro Armendáriz Jr. (2011), Columba Domínguez (2014) y Ninón Sevilla (2015).