“México es una región salvaje”

Amat Escalante, ganador de Venecia, dice que es una tristeza que haya marchas contra el matrimonio igualitario

TORONTO, 20 septiembre.- El cine de Amat Escalante se caracteriza por ser social: “Mis inspiraciones siempre vienen de las cosas que suceden, que me impactan; y esta película (La región salvaje) no es diferente, habla de situaciones que suceden en la ciudad en la que vivo en México y es una reflexión del miedo, de la violencia hacia las mujeres, hacia la gente gay en la sociedad mexicana”, explica el realizador desde Venecia y aún con la emoción de haberse hecho con el Premio a la Dirección de uno de los festivales más importantes del mundo, gracias a su filme en el Festival Internacional de Cine de Toronto.

“Mis películas son siempre muy sociales y esta no podía ser diferente a pesar de estar filmada a través de la ciencia ficción y el terror”, explicó y aseguró que lo que sucede en la cinta es una metáfora de lo que pasa en la realidad.
“De hecho, el buen cine de terror como las películas de George Romero o Guillermo Del Toro siempre han sido así. Por ejemplo, en la calle yo ahora veo a mucha gente que parece zombi con sus celulares, van caminando como lentamente, atontados. Los zombis ya llegaron a la vida real”.
Pero según Amat, no es sólo una metáfora de México sino de lo que ocurre en muchas partes del mundo: “Actualmente vemos mucha violencia en todas partes, este tipo de sociedad en la que la iglesia está muy involucrada en la moral también genera violencia porque es agresivo reprimir los deseos, emociones y libertad de las personas.
“De hecho actualmente hay un gran debate en México acerca de la familia. Esta semana y la pasada ha habido muchas protestas en cuanto al matrimonio gay y que han estado organizadas por la iglesia; es una pena que se pierda tanta energía en debates cómo éste cuando hay tantos problemas que resolver en el país. Es triste que la gente proteste contra la libertad de las personas. Y el filme refleja eso además de muchas otras cosas”.
Respecto a lo que este premio significa para él, el cineasta contó: “Es importante no sólo para mí sino para la película. Es una recompensa para todo el equipo después de dos años de hacerla. También para el cine mexicano y la cultura tiene gran valor estar presente en esos festivales de clase A y no salir desapercibidos.
“En lo personal, espero que el premio me ayude a que por lo menos la gente tenga confianza en que puedo dirigir más filmes. No sé cuánto ayude el premio a que el público vaya a verla pero es fundamental que los medios mexicanos hayan hablado de ella para que la gente la conozca”, expresó.
Contrastes. Para el director de Heli, México es un país lleno de belleza: “Está lleno de ricura, de contrastes, de cosas maravillosas, tiene tanto bueno que las cosas malas son mucho más frustrantes de lo que podrían ser.
“Cuando ves la riqueza del país y lo mal que es manejada, no sólo económicamente, sino cultural, emocional... da mucha impotencia. Es una pena que los gobernantes y las empresas estén aprovechándose del país y quitándole tanto, robando de todas formas: No sólo económica sino también culturalmente. Es frustrante ver que no hay nadie que proteja el país y que los que se suponen que lo cuidarían están haciendo lo opuesto”.
Respecto al sexo explícito que tiene la película, el director aseguró: “Nunca me censuro a mí mismo y muestro lo que sentí que tenía que ser mostrado. Sé que a la gente no le puede gustar ver esto pero espero que entiendan que el filme viene desde un punto de vista muy honesto.
“De hecho estoy un poco nervioso de cómo la recibirá el público en México cuando la vea pero espero que el aval internacional que ha tenido la ayude un poco a ser bien aceptada”, finalizó el mexicano.