Relanzamiento.

 
El de la campaña “Sé parte de la solución”, es el que, de forma por demás oportuna, realizó la administración del Gobernador Carlos Joaquín González tanto en los aeropuertos como en las terminales marítimas, las terrestres, los hoteles y los diversos puntos de interés turístico, con motivo de la presente temporada vacacional de Verano.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, fue el titular de la Coordinación General de Comunicación del Gobierno del Estado (CGC), Fernando Antonio Mora Guillén, quien informó que el 49.8% de los turistas que visitan Quintana Roo tienen un rango de edad de 20 a 39 años, y es así como dicha campaña, la cual está disponible en inglés, español, francés y alemán, tiene como objetivo principal generar conciencia entre estos, a fin de que puedan disfrutar su estancia en la entidad sin mayores contratiempos.
En este sentido, el antes citado indicó que esta campaña fue previamente consensuada con el Cuerpo Consular del Estado, con los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), con las asociaciones de Hoteles, con la Mesa Ciudadana de Seguridad y Justicia de Quintana Roo, en conjunto con la organización SOS, así como con las cámaras vinculadas con la actividad turística y la iniciativa privada en general.
Al respecto, James Tobin Cunningham, coordinador general de la Mesa Ciudadana de Seguridad y Justicia de Quintana Roo, sostuvo que la campaña “Sé parte de la solución” debería trascender más allá de la actual administración porque atiende un tema medular en materia de seguridad que es el alto consumo de estupefacientes, destacando que, al día de hoy, diversos actores se han sumado a esta estrategia de comunicación como los hoteleros de la Riviera Maya y de otros destinos, quienes presentan una carta compromiso en la que huéspedes y clientes manifiestan tener conocimiento pleno de que poseer y traficar con sustancias prohibidas es un delito que se castiga con severidad en el Estado de Quintana Roo.
Con base en lo anterior, no queda más que esperar que esta novedosa campaña trascienda y abone a que todo aquel que visite el Caribe mexicano no sólo tenga una experiencia inolvidable, sino que se vaya con un buen sabor de boca y el firme deseo de regresar lo más pronto posible.
¿No lo cree así, amable lector?