Cordial.

Así fue el encuentro que sostuvo ayer el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con el Gobernador

del Estado, Carlos Joaquín González, y la Gobernadora Electa, Mara Lezama Espinosa, en el marco de la gira de trabajo que realizó por Quintana Roo, a fin de supervisar el avance que presentan las obras de los tramos 5, 6 y 7 del Tren Maya.
Y es que tal y como damos cuenta en la edición que tiene usted en sus manos, el Jefe de la Nación, acompañado del titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, y del director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo, Javier May Villanueva, realizó un sobrevuelo para constatar los trabajos de dicho proyecto y, posteriormente, tras aterrizar en Cancún, se reunió con Joaquín González y Lezama Espinosa.
En este sentido, se sabe que el primer mandatario realizó una evaluación de las obras de los aeropuertos de Tulum y Chetumal, del Parque del Jaguar, del Puente Lagunar Nichupté, así como de la rehabilitación del bulevar Luis Donaldo Colosio, el distribuidor vial del aeropuerto de Cancún y la avenida Chaac Mool, escuchando en todo momento las inquietudes del Gobernador y de la Gobernadora Electa, quienes resaltaron los alcances que tendrán estos proyectos en el sector turístico, hoy por hoy, motor de la economía del Estado, al igual que los múltiples beneficios que ofrecerán a la población en general.
Al respecto, cabe señalar que al tiempo que Joaquín González agradeció a López Obrador por su visita, reiterándole su entera disposición para continuar trabajando coordinadamente con su administración, Lezama Espinosa señaló que con las magnas obras ya citadas inicia la transformación de Quintana Roo, la cual traerá consigo una prosperidad compartida.
Con base en lo anterior, no queda más que subrayar la importancia de este encuentro que encabezó el Presidente de la República con quien hoy gobierna la entidad, y con quien lo hará a partir del próximo 25 de septiembre, el cual, sin lugar a dudas, se habrá de reflejar en un mayor progreso y bienestar para todas y todos los quintanarroenses.
¿No lo cree así, amable lector?